Eoceno

    Segunda de las cinco épocas geológicas en que se divide el periodo terciario. Comenzó hace unos 55 millones de años y concluyó hace unos 34. Dispone de cuatro subdivisiones: ypresiano (55-49 millones de años), lutetiano (49-40 millones de años), bartoniano (40-37 millones de años) y priaboniano (37-34 millones de años).

    Durante el eoceno los continentes prosiguieron la deriva hacia sus actuales posiciones. A comienzos de la época, Australia continuaba unida a la Antártida, lo que favorecía que las corrientes cálidas ecuatoriales se mezclaran con las más frías del extremo sur del globo, circunstancia que favoreció el calentamiento generalizado que caracterizó el comienzo del eoceno. Cuando Australia por fin se separó, hace unos 45 millones de años, un canal de aguas frías se abrió entre los dos continentes, lo que contribuyó al progresivo enfriamiento de la Antártida. En el hemisferio norte, Laurasia se separó, lo que dio lugar a Norteamérica, Groenlandia y Europa. Por su parte, la India colisionó con Asia, y como consecuencia se alzó la cordillera del Himalaya. A pesar del gradual alejamiento de Europa y Norteamérica, se especula con que durante esta época aún permanecieron unidas por un puente de tierra, dada la semejanza de las especies animales que se pueden encontrar en uno y otro continente.

    A comienzos de la época, la Tierra experimento un rápido calentamiento, de hasta 7 ºC en latitudes altas, conocido como máximo térmico del paleoceno-eoceno. Esto provocó un fenómeno de extinción que, en buena medida, sirve para diferenciar las especies animales existentes en esta época de las de la anterior. El clima fue muy uniforme en todo el globo. Se estima que la diferencia de temperatura entre el ecuador y los polos era tan sólo la mitad de la actual. Hacia el final de la época se inició un lento enfriamiento, que habría de desembocar en la edad de hielo con que concluirá el periodo terciario.

    El eoceno significó la aparición de los primeros mamíferos modernos. Por lo general, se caracterizaron por sus reducidas dimensiones, lo que los hacía más aptos para tolerar las elevadas temperaturas de la época. Eran más pequeños que los mamíferos que los precedieron y también que los que vinieron a continuación. Entre ellos se encontraban el Hyracotherium, a partir del cual evolucionaría el caballo, y el Moeritherium, antepasado del elefante. En los océanos hicieron aparición las primeras ballenas. También surgieron en esta época muchas de las aves existentes en la actualidad.