Edad de hielo

    La Tierra ha experimentado a lo largo de su historia repetidos periodos dominados por las bajas temperaturas, en los que el hielo ha cubierto buena parte de su superficie, llegando a alcanzar los 40 grados de latitud. Tales periodos son conocidos como glaciaciones o edades de hielo.

    Las principales glaciaciones se produjeron durante el pleistoceno, la primera de las épocas geológicas del periodo cuaternario. El pleistoceno comenzó hace unos 1,8 millones de años y finalizó hace unos 11.500 años. Durante el mismo tuvieron lugar cuatro grandes glaciaciones, alternadas con periodos interglaciares. Tanto unas como otros afectaron a todo el planeta, si bien los nombres que reciben dependen de las diferentes zonas geográficas. En la región de los Alpes, por ejemplo, donde el fenómeno de las glaciaciones fue estudiado por primera vez, las glaciaciones se conocen como Günz (que comenzó hace 1,1 millones de años y finalizó hace 750.000), Mindel (que comenzó hace 580.000 años y concluyó hace 390.000), Riss (que comenzó hace 200.000 años y finalizó hace 140.000) y Würm (que comenzó hace 80.000 años y finalizó hace unos 11.500). Las mismas glaciaciones reciben en los Estados Unidos los nombres de Nebraska, Kansas, Illinois y Wisconsin. En cuanto a los periodos interglaciares, son denominados en la región alpina como Günz-Mindel, Mindel-Riss y Riss-Würm. Cada una de estas glaciaciones fue acompañada de un descenso del nivel de los océanos y seguida, una vez comenzado el deshielo, del correspondiente ascenso. Llegado el deshielo definitivo, a comienzos del holoceno (la segunda de las épocas del periodo cuaternario) amplias zonas continentales quedaron cubiertas por las aguas.

    Previamente al pleistoceno se produjeron también diversas glaciaciones, si bien resulta difícil determinar sus momentos de inicio y conclusión; y, al hallarse ampliamente distanciadas en el tiempo, no se habla en estos casos de periodos interglaciares.