Eón geológico

    Para explicar lo ocurrido en la Tierra desde sus orígenes hasta la actualidad se utilizan unidades cronológicas que agrupan los diferentes acontecimientos sucedidos a lo largo del tiempo. La historia del planeta se divide en tres grandes etapas, a las que se denomina eones: hádico, precámbrico y fanerozoico. A su vez, cada uno de estos eones se subdivide en eras, y éstas se fragmentan en periodos, los cuales, finalmente, se desdoblan en épocas.

    Principales fases de la evolución de la Tierra.

    Para encuadrar el estudio de la historia de la Tierra valen algunas referencias sobre su edad cronológica (geocronología). Se estima así que el eón hádico se inició hace unos 4.600 millones de años y finalizó hace 3.800 millones de años, la edad más antigua de las rocas encontradas hasta ahora. En esta etapa inicial se formó y consolidó el planeta.

    El precámbrico se desarrolló entre hace 3.800 millones y 543 millones de años y se compone de dos eras: la del arcaico y la del proterozoico. En el transcurso de este tiempo apareció la primera vida en el planeta. Finalmente, en el eón fanerozoico, que abarca desde hace 543 millones de años hasta la actualidad, surgieron los seres pluricelulares.