Baker (Isla)

    La isla Baker se encuentra localizada en el tercio central del océano Pacífico, a 60 kilómetros de la isla de Howland y a 2.650 kilómetros al sudoeste de la isla de Honolulú, a escasos grados al norte del ecuador. Es de origen coralino y su superficie es de apenas 1,5 kilómetros cuadrados. Su descubrimiento, ocurrido en 1832, se debió al capitán estadounidense Michael Baker, de quien toma su nombre, aunque sólo fue incorporada a los Estados Unidos en 1857. Hasta la Segunda Guerra Mundial residió en la isla una colonia americana que se ocupó de la explotación de los depósitos de guano. Ocupada temporalmente por los japoneses en 1942 durante la Segunda Guerra Mundial, fue recuperada por el ejército estadounidense un año después y posteriormente se instaló en ella una base militar. En la actualidad, administrativamente depende del Servicio de Peces y Vida Salvaje del gobierno de los Estados Unidos.