Marianas (Islas)

    Las islas Marianas, situadas en la mitad occidental del océano Pacífico, a 2.400 kilómetros al este de las Filipinas, son un macro archipiélago constituido por dos grupos separados entre sí por una distancia de 725 kilómetros: al norte se encuentran las islas de Rota, Saipan, Agrihan y Tinian, formando el archipiélago de las Marianas Septentrionales; al sur, se encuentra la isla de Guam. El conjunto septentrional tiene un área de 477 kilómetros cuadrados y sus islas son de naturaleza coralina. Tiene un clima tropical y algunos volcanes activos, como los de Asunción, Farallón de Pájaros y Pagan.

    Los habitantes originales son los micronesios, pero a lo largo de los últimos cuatro siglos fueron sometidos a un intenso proceso de mestizaje, dando por resultado una interesante mezcla racial. La gran mayoría de sus veinte mil habitantes son de lengua y cultura chamorra, mezcla de castellano y lenguas polinesias.

    El archipiélago fue descubierto en 1521 por el navegante portugués Fernando de Magallanes durante su viaje alrededor del mundo. Originalmente fueron conocidas como islas Latinas, pero la incursión que hicieron los aborígenes en las naves de Magallanes tuvo como consecuencia que el nombre se cambiara por el de islas de los Ladrones. En 1668, los misioneros de la Compañía de Jesús enviados por la corona española para evangelizar a los naturales y hacer efectivo su control, les dieron el nombre de Marianas, en honor de la regente Mariana de Austria. Las islas permanecieron bajo soberanía española hasta finales del siglo XIX, cuando, en el marco de la guerra entre España y los Estados Unidos, las Marianas fueron cedidas a este último país (1898). Por su parte, los Estados Unidos cedieron a Alemania el archipiélago septentrional. Ocupadas por Japón entre 1919 y 1947, tras la Segunda Guerra Mundial fueron puestas bajo soberanía estadounidense. En 1977 se constituyeron como un estado asociado de los Estados Unidos de Norteamérica.