Cáucaso

    Formidable cadena montañosa que se expande a lo largo de 1.200 kilómetros uniendo las costas del mar Negro y del mar Caspio. Esta cordillera actúa como barrera natural entre los continentes europeo y asiático y se extiende por Georgia, Armenia, Azerbaiyán y el sudoeste de Rusia. Está constituida por el denominado Gran Cáucaso, el conjunto de montañas septentrionales que conforman su base principal, y el llamado Pequeño Cáucaso, que comprende las alineaciones montañosas de menor altitud situadas al sur de las depresiones de Kuma y Manich. En el Gran Cáucaso se alzan los picos más elevados de Europa, como el monte Elbrús (5.642 metros), el Dick-Tan (5.203 metros) y el Kazbek (5.033 metros). Aquí se localizan también numerosos glaciares a una altitud superior a los 2.000 metros, entre ellos, el Karaugom, con una longitud de 14 kilómetros. El Pequeño Cáucaso comprende los montes Trialetie, las montañas de Adzharia-Imeretia y las que rodean el lago Seván. El monte Aragats, con 4.090 metros, es su mayor elevación.

    Los cursos fluviales que discurren por la cordillera son los de los ríos Kura, Sulak, Terek y Kuma, cuyas aguas finalizan en el mar Caspio, el Rioni y el Inguri, que desembocan en el Negro, y el Kubán, que va a parar al mar de Azov.

    En el sector occidental del Cáucaso se da un clima lluvioso por la influencia de las masas de aire húmedo del oeste y predominan los bosques. El oriental se caracteriza por su aridez y el consiguiente paisaje de vegetación esteparia.

    Este sistema montañoso forma parte de la región del Cáucaso, que comprende también los territorios circundantes situados al norte del mismo, denominados Ciscaucasia, y los ubicados al sur, conocidos como Transcaucasia, y que se caracteriza por una extraordinaria diversidad étnica, cultural y lingüística. En la actualidad, la Transcaucasia está integrada políticamente por las repúblicas independientes de Georgia, Azerbaiyán y Armenia.