Zagros

    Cadena montañosa que se alza al sudoeste de Irán y está compuesta por una serie de macizos equidistantes que se expanden de noroeste a sudeste en dirección hacia el golfo Pérsico. En total, se prolongan a lo largo de 900 kilómetros y tienen una amplitud aproximada de 240 kilómetros. Los Zagros albergan cumbres que rebasan los 3.000 metros, siendo el monte Zard Kuh el más alto, con 4.548 metros. La cuenca del Karun es la de mayor importancia y este río, junto con sus afluentes, moldean angostos desfiladeros. Durante el invierno, las nieves son prácticamente perennes y la cantidad anual de lluvia registrada se sitúa en torno a los 1.000 milímetros cúbicos. Los montes Zagros están salpicados de llanuras, cuyos fértiles suelos propician el cultivo de cereales, y de algunos cráteres de origen volcánico. En ellos se encuentra también el lago Urmia, que es el de mayor superficie de Irán.

    Los principales núcleos poblacionales de esta zona montañosa están compuestos por comunidades nómadas de kurdos, turcos, kashkais, bakhtiaris y asirios, entre otras muchas.

    La cría de animales y el tejido de alfombras han constituido secularmente la base de la economía de los pobladores de este territorio. Existen, además, importantes yacimientos de petróleo.

    A lo largo de la historia, el sistema de los Zagros ha servido de línea divisoria natural entre diferentes civilizaciones, desde las más antiguas de Mesopotamia, pasando por los imperios Parthia y Romano, hasta otras más contemporáneas, como los imperios Persa y Otomano.