Pamir

    Sistema montañoso de Asia Central que sirve de enlace entre las cordilleras de Tian Shan, Kunlun, Karakorum e Hindu Kush. La base principal de los montes Pamir se extiende por Tayikistán, concretamente por la región de Gorno-Badakhsan, pero sus contornos se adentran también en el nordeste de Afganistán, el noroeste de China (región autónoma de Xinjiang), Kirguizistán y Pakistán. Están rodeados por las montañas de Sarykol al este, el lago Zorkul y el río Pamir al sur y una parte del valle del río Panj al oeste.

    El término pamir procede del turco y se refiere a la apariencia sinuosa que presentan las tierras del Pamir que se extienden por Afganistán y China y que son ricas en pastos.

    Esta cadena se compone de una serie de alineaciones montañosas que se despliegan de este a oeste, como la cordillera Trans-Alay, y de norte a sur, como la Akademii Nauk. En la primera se alza el pico Lenin con 7.165 metros de altitud, y la segunda alberga la máxima elevación de los Pamir, el Ismail Samani, antiguo pico del Comunismo, que alcanza los 7.495 metros.

    Los ríos que discurren por estos macizos presentan un caudal abundante, debido al deshielo y provocan a su paso una gran erosión. La mayoría de los cursos fluviales finalizan en el río Amu Daria. Los dos más importantes son el Pamir y el Panj con sus afluentes.

    Los Pamir tienen un clima continental con una aridez acusada y considerables variaciones en las temperaturas. Los denominados vientos afganos ejercen una gran influencia en las condiciones meteorológicas. En la parte oriental del sistema se registran pocas precipitaciones, tanto de lluvia como de nieve, lo cual impide la existencia de cualquier tipo de vegetación. En las montañas y en los valles occidentales, por el contrario, las nieves caen en abundancia y propician el crecimiento, entre otros, de sauces y abedules. Las gélidas temperaturas invernales y la considerable cantidad de nieve registrada provocan una importante glaciación. En los montes centrales del Pamir aparece el glaciar Fedchenko, de 77 kilómetros de longitud, junto a otros como Garmo y Grumm-Grzhimaylo.

    La densidad de población es muy baja. La zona occidental es la más poblada, esencialmente por tayikos, mientras que los kirguises se asientan en la oriental. Éstos son nómadas que, en su mayoría, se dedican al pastoreo trashumante con yaks, ovejas y cabras, y se trasladan continuamente en busca de pastos. En los valles occidentales predomina el ganado vacuno, se cultiva, sobre todo, algodón, trigo y maíz, y se localizan algunos huertos con manzanas, peras, albaricoques y viñedos.

    Tres de los itinerarios que conformaban la Ruta de la Seda se adentraban en los macizos del Pamir y fueron recorridos durante los siete primeros siglos de la era cristiana. Uno de los pioneros que realizó expediciones por esta región montañosa, en torno al año 1603, fue el misionero jesuita español Benedicto de Goes. El conocimiento de sus hallazgos adquirió tanta relevancia que se difundió por Europa. En 1891, las tropas zaristas establecieron su poder político en este territorio después de arrinconar a las fuerzas británicas. El acuerdo entre ambas partes propició la creación del estado de Afganistán como límite entre sus respectivos dominios, pero el establecimiento de las líneas divisorias entre China, Tayikistán y Kirguizistán dentro de los Pamir ha sido motivo de enfrentamiento desde entonces. A finales del siglo XIX, fueron destacados los trabajos llevados a cabo por investigadores rusos sobre distintos aspectos de esta región montañosa relativos a su flora, fauna, clima, etc. A lo largo del siglo XX se fueron sucediendo las expediciones y en la actualidad las montañas del Pamir atraen a numerosos visitantes y grupos de alpinistas.