Primer Ciclo - Nivel Primario

SUSTANTIVOS CONCRETOS Y ABSTRACTOS

El sustantivo, o nombre, es un tipo de palabra que sirve para llamar a los objetos, los animales, las personas… Son las palabras que nombran el mundo que nos rodea.

En el mundo, las cosas son materiales, es decir, que las podemos tocar, oler, sentir… para nombrar este tipo de cosas tenemos los sustantivos o nombres concretos.

Lapiceros

Caballo

Lago

Botella

En el mundo también hay otras cosas que no pueden tocarse, ni verse directamente. Se trata de las ideas, los sentimientos, los valores… lo que se llama cosas inmateriales, aquellas que sólo podemos imaginar o pensar sobre ellas.

Para nombrar esas cosas, tenemos los sustantivos o nombres abstractos.

Esperanza

Felicidad

Enfado

Ayuda

ATENCIÓN

En muchos casos, los nombres abstractos terminan de manera muy parecida. Suelen hacerlo en:

-za: belleza, fortaleza, pureza…

-dad: piedad, fealdad, soledad, vitalidad…

-ción: ambición, afición, petición…

-miento: arrepentimiento, ofrecimiento…

-ura: hermosura, ternura, bravura…

Otras veces, no es tan fácil reconocerlos, porque terminan como cualquier otra palabra:

silencio, creencia, sabor…

Sabías que

Los nombres concretos son los primeros que aprendemos cuando somos pequeños, porque al nombrar cosas que podemos ver y tocar son los más fáciles de aprender.

Repasa

Practica

Como hemos visto, los nombres concretos se refieren a cosas que podemos tocar, ver, oler…: una flor, una silla, un espejo….

Los nombres abstractos nos hablan, entre otras cosas, de cualidades (belleza, fealdad, bondad…) y de sentimientos (alegría, tristeza…).

Fíjate en los ejemplos.

La belleza de las flores.

Flores es un nombre concreto.

Belleza es un nombre abstracto.

En el colegio desarrollamos la inteligencia.

Colegio es un nombre concreto.

Inteligencia es un nombre abstracto.

Nombres concretos seguro que sabes muchos. Son con los que nombras a las cosas que te rodean.

Pero, ¿cuántos nombres abstractos conoces?

Para descubrirlo, te proponemos que pienses en distintas situaciones que hayas vivido (por ejemplo, un examen, el encuentro con un amigo, un abrazo de tu papá…) y que trates de nombrar el sentimiento que te producen.