Primer Ciclo - Nivel Primario

EL ADJETIVO

El adjetivo es un tipo de palabra que acompaña al nombre o sustantivo.

Los adjetivos nos dicen cómo son las personas, animales o cosas que nombra el sustantivo.

Los adjetivos también nos dicen cómo están esas personas, animales o cosas.

ATENCIÓN

Recuerda: el adjetivo nos da información sobre cómo es o cómo está esa persona, animal o cosa que nombra el sustantivo.

COMPARA

Los adjetivos pueden ir detrás del nombre:

Escribió con el bolígrafo azul.

O delante del nombre:

Hizo un precioso dibujo.

Pero fíjate que, en ocasiones, la posición que ocupan cambia la forma del adjetivo.

Esta pérdida de la última o de las últimas letras del adjetivo se llama apócope.

El género y el número de los adjetivos

Los adjetivos siempre tienen el mismo género (masculino o femenino) y el mismo número (singular o plural) que el nombre con el que van.

<AT:UN0078_AT02.docx>

Sabías que

Algunas veces, en una frase aparece solo el adjetivo, y el nombre al que acompaña no está. Esto ocurre porque, con el adjetivo solo, ya se sabe de qué estamos hablando. Por ejemplo:

El listo de la clase sabía perfectamente la respuesta.

Listo es un adjetivo. Está refiriéndose a “el alumno listo”.

Me lo dijo un conocido de mi primo.

Conocido es un adjetivo. Quiere decir “una persona conocida”.

El grado del adjetivo

Los adjetivos que hemos descrito hasta ahora, los que simplemente nos dicen cómo está o cómo es algo (pelota grande, niño amable, mesa vieja…), se llaman adjetivos positivos o en grado positivo.

Pero los adjetivos también nos sirven para comparar cualidades, características, tamaños…, entre dos personas, animales o cosas. Fíjate en los ejemplos.

Entonces se dice que los adjetivos son comparativos o están en grado comparativo.

ATENCIÓN

Los adjetivos en grado comparativo van siempre acompañados de las palabras

más… que / menos… que / tan… como

según si lo que comparamos es superior a algo o a alguien (Manuel es más listo que su hermano), es inferior (Manuel es menos listo que su hermano) o es igual (Manuel es tan listo como su hermano).

Y por último, también podemos utilizar los adjetivos para indicar que algo o alguien es “lo más” o tiene una cualidad en un grado muy alto.

Estos adjetivos se llaman superlativos (o se dice que están en grado superlativo).

ATENCIÓN

Los adjetivos en grado superlativo acaban en…

-ísimo, -ísima, -ísimos, -ísimas

O se acompañan de un artículo determinado (el, la, los, las) y de la palabra más.

Este libro es el más bonito.

La blusa azul es la más pequeña.

Recuerda: en estos casos, tanto el artículo como el adjetivo deben concordar con el sustantivo al que acompañan.

Esta caja es la más alta (femenino singular).

Jesús es el más aplicado (masculino singular).

Mis zapatos son los más anchos (masculino plural).

Tus hijas son las más rubias (femenino plural).

Repasa

PRACTICA

Las descripciones

En una imagen vemos el aspecto que tienen las cosas. Al escribir, tenemos que contarlo.

Los adjetivos sirven para describir cómo son o cómo están las cosas, las personas, los animales, los lugares… Sirven por tanto para hacer descripciones.

Lee esta descripción:

Un par de sapos rojos y muy grandes estaba dándose un banquete con moscardas muertas; cerca del escaparate brillaba una tortuga enorme […]; serpientes venenosas de color naranja trepaban por las paredes de su urna de cristal […]. Había […] una escandalosa jaula de cuervos […] y encima del mostrador una enorme jaula de ratas negras de pelo lacio y brillante, que jugaban a dar saltos sirviéndose de su cola larga y pelada.

Fragmento de Harry Potter y el prisionero de Azcaban

J.K.Rowling

Fíjate en los adjetivos y analiza la información que dan.

¿Cómo eran los sapos? ¿Y la tortuga? ¿Y la serpiente?

¿Cómo estaban las moscardas?

¿Cómo tenían el pelo las ratas?

¿Cómo era su cola?

Anímate a describir.

Ahora intenta hacer tú descripciones de lo que te rodea.

¿Qué tal si empezamos por un familiar?

Piensa en mamá, papá o algún hermano. Responde a estas preguntas con todos los adjetivos que se te ocurran, y tendrás su descripción.

¿Cómo es físicamente? Alto, bajo, moreno, guapo, grueso…

¿Cómo es su personalidad? Simpático, serio, risueño, alocado…

¿Cómo se comporta? Trabajador, responsable, distraído, nervioso…

¿Cómo está? Contento, enfadado, alegre, triste…

Puedes hacer lo mismo pensando en otra persona, en tu mejor amigo o amiga, por ejemplo. O en tu mascota…

También puedes intentarlo con cosas, objetos, paisajes…

El lugar que aparece en la imagen, por ejemplo.

¿Cómo es la iglesia? ¿Es grande o pequeña; alta o baja?

¿Y los árboles? ¿Están lejanos o cercanos? ¿Son redondos o alargados?

¿El cielo está despejado o nuboso?

¿El lugar es solitario, tranquilo, bullicioso, alegre, aburrido…? ¿Cómo es el suelo? ¿Llano, ondulado, seco, verde…?