Primer Ciclo - Nivel Primario

LOS INDIOS AMERICANOS

Los indios son los habitantes de la India. Pero también se llama indios a los antiguos pobladores de América. ¿Por qué es esto?

Ocurrió que, durante el siglo XV, los europeos deseaban descubrir nuevos caminos para llegar a Asia (en concreto a la India), que era para ellos una tierra lejana llena de misterios y riquezas.

Españoles y portugueses se lanzaron por mar a descubrir estas nuevas rutas, y en esa aventura fue cuando Cristóbal Colón llegó a América, en 1492.

Al desembarcar, no sabía que estaba en un nuevo continente y pensó que por fin había llegado a la India.

Por este motivo a los habitantes nativos del continente americano se les conoce también como indios.

¿Cómo llegaron los primeros indios a América?

No se sabe con exactitud pero parece que los primeros pobladores llegaron a América hace cerca de un millón de años, por el Norte, desde las zonas más próximas del continente asiático, durante un periodo de glaciación.

La realidad es que los historiadores no están muy seguros de cuál fue el camino que siguieron y todavía siguen investigando la cuestión.

Se cree que los primeros pobladores de América llegaron de Asia.

¿Cuántos grupos de indios había en América?

En América existieron muchos pueblos indios. Algunos coincidieron en el tiempo, e incluso se relacionaron. Aunque de forma genérica todos se llaman amerindios, la verdad es que tenían muchas diferencias.

En el Norte, en lo que aproximadamente hoy es Canadá y Estados Unidos, hubo muchas tribus diferentes. Unas eran nómadas, como los comanches, los navajos o los sioux; no se establecían en ningún territorio fijo, se alimentaban de la caza y la recolección de frutos y se alojaban en tipis, unas viviendas desmontables similares a las actuales tiendas de campaña.

Los tipis son viviendas desmontables.

Los tipis son viviendas desmontables.

Otras tribus eran sedentarias, es decir, se asentaban en un territorio y vivían en construcciones fijas. Cultivaban la tierra y tenían ganado. Entre ellas estaban las de los apaches, los algonquinos, los cheyennes y los semínolas.

Ninguna de estas tribus desarrolló una cultura muy avanzada.

Sin embargo, los amerindios que poblaron la región comprendida entre gran parte de México y Centroamérica (Mesoamérica), y en Sudamérica, la zona de la cordillera de los Andes, sí fueron capaces de crear grandes civilizaciones, cuyos restos han llegado hasta nosotros. Entre ellos estabanlos toltecas,losolmecas,losmayas,los fundadores deTeotihuacán, los aztecas y los incas.

Los amerindios de Mesoamérica y de la cordillera andina desarrollaron grandes culturas.

ATENCIÓN

Existe un pueblo nativo de las zonas árticas de América (norte de Canadá y Alaska), el esquimal, que no se considera amerindio.

Los esquimales también habitan en Groenlandia y el norte de Siberia.

¿Por qué hay tan pocos amerindios en la actualidad?

Cuando llegaron los españoles, América estaba bastante poblada y había muchísimas tribus diferentes de nativos en todo el continente.

Los europeos lucharon contra ellos para conquistarlos. Aunque eran muchos menos, como llevaban consigo las armas de fuego, desconocidas para los indígenas, pudieron derrotarlos. En las luchas, murieron muchos nativos.

Otra causa por la que también fallecieron muchos fue la falta de defensas ante las enfermedades traídas por los europeos. Los amerindios nunca habían tenido viruela, ni sarampión ni nada parecido y sus cuerpos no pudieron luchar contra ellas, por lo que las epidemias mataron a mucha gente.

Sabías que

Muchos amerindios murieron al llegar los europeos porque contrajeron enfermedades contra las que no tenían defensas. También murieron europeos por las enfermedades contraídas en América.

Las personas desarrollamos defensas contra las enfermedades frecuentes en la zona del planeta en la que vivimos, pero no contra las que se dan en otros lugares de mundo.

Si viajamos a un país muy lejano y diferente del nuestro, es posible que contraigamos enfermedades contra las que no tenemos defensas o que contagiemos a los nativos de ese lugar.

Gracias a las vacunas, hoy día es posible prevenir ese problema..

A pesar de todo, hoy día sigue habiendo nativos en toda América. En algunos países hispanoamericanos, como Guatemala, Bolivia y Perú, forman la mayoría de la población. Y también se han conservado algunas lenguas nativas, como el quechua, el aimara y el guaraní.

En algunos países hispanoamericanos los nativos forman la mayoría de la población.

Sabías que

El guaraní es lengua oficial en algunos países como Bolivia, parte de la Argentina y en Paraguay.

En los Estados Unidos los aborígenes son minoría y viven en unos territorios reservados para ellos, llamados reservas.

Sabías que

Con el fin de preservar sus tradiciones y de mostrarlas a quien quiera conocerlas, los indios de las reservas estadounidenses organizan un festival llamado Pow wow, en el que bailan y cantan y comparten ceremonias ancestrales con los asistentes.

Repasa

Practica

Construye un tipi indio

Cuando estés en el campo o en la playa, puedes animarte a fabricar un tipi indio.

Solo necesitas:

• una cuerda,

• una sábana vieja (o cualquier tela de dimensión parecida),

• unas pinzas de colgar la ropa o unos imperdibles,

• unos cuantos palos y

• un poco de habilidad.

Bueno, y quizá, algo de ayuda.

Si estás con amigos, podéis hacer varios y montar todo un campamento.

Lo ideal es que dispongas de varas largas de madera, pero si no las tienes, también puede valer cualquier tipo de palo largo y rígido, como los de escoba o de fregona, o incluso, si estás en el campo, puedes reunir ramas de árboles caídas de una longitud similar (¡y lo más rectas posible!).

Necesitas un mínimo de 3-4 palos.

Átalos por arriba con la cuerda, bien fuerte, pero de modo que puedas abrirlos por abajo.

Cuando estén atados, ve separando uno a uno los palos por abajo y clavándolos en tierra. Así montas la estructura interior del tipi.

Debes separar los palos lo suficiente para que se cree entre ellos un espacio en el que puedas caber.

Una vez clavados, busca piedras y ponlas alrededor de cada “pie”, para evitar que la estructura se mueva.

Ya está casi listo. Solo falta que recubras la estructura con la tela, y que cierres la abertura por arriba, de manera que quede un hueco por el que poder entrar.