Primer Ciclo - Nivel Primario

EL CUENTO Y LA NOVELA

El cuento y la novela nos cuentan historias de ficción, es decir, inventadas por su autor, que nos permiten vivir aventuras, imaginar seres fantásticos, compartir las vivencias y emociones de sus protagonistas, reír, pasar miedo…

Ambos son textos narrativos, con bastantes características comunes, pero con algunas diferencias significativas.

El cuento

Un cuento es una historia imaginaria, de extensión breve, que está protagonizada por pocos personajes y que suele tener un argumento sencillo y pocas descripciones.

En los cuentos normalmente se distinguen tres partes:

  • La introducción o planteamiento, que es el inicio de la historia. En ella, el narrador presenta a los personajes y plantea el argumento de lo que después desarrollará.

  • El nudo, que también se llama desarrollo, es la parte del cuento donde se narra el conflicto o problema que constituye el núcleo de la historia. Es aquí donde ocurren los hechos más importantes de lo que se está narrando.

  • El desenlace, que es el final de la historia. En él se da una solución al problema y termina la narración.

TIPOS DE CUENTOS

Muchos cuentos se han ido transmitiendo por vía oral (unas personas lo van contando a otras) durante muchísimos años, sin que nadie sepa quién fue su autor. Son los cuentos populares anónimos, que pertenecen a la tradición cultural de cada país.

Otros cuentos son de autor conocido, como La sirenita, El patito feo, El soldadito de plomo o El traje nuevo del emperador, del escritor danés Hans Christian Andersen (siglo xix), o los contemporáneos Cuentos para jugar, del escritor italiano Gianni Rodari, en los que el autor plantea tres posibles desenlaces de cada historia, para que los niños y niñas elijan el que más les guste.

Un tipo de cuentos muy difundidos y conocidos son los llamados cuentos de hadas. En ellos, aparecen personajes fantásticos, como duendes, hadas, brujas, gnomos, sirenas..., y en el argumento suele haber encantamientos y otros sucesos inverosímiles. Dentro de los cuentos de este tipo se incluyen muchos que seguro conoces, como Pinocho, Blancanieves, La Cenicienta o Hansel y Gretel, muchos de ellos llevados al cine.

Hay otro tipo de cuentos en los que los protagonistas son animales que hablan, razonan y sienten como personas (por ejemplo, Los tres cerditos, El patito feo, Bambi…). Entre ellos están las fábulas, que se caracterizan porque su desenlace siempre lleva asociado una enseñanza, que se conoce con el nombre de moraleja.

Sabías que

Muchos cuentos se difundieron por tradición oral durante siglos, hasta que algunos autores decidieron recopilarlos y publicarlos con su nombre. Es el caso, por ejemplo, de Caperucita Roja y de La bella durmiente, recopilados junto con otros muchos muy conocidos por Charles Perrault (siglo XVII) y también por los hermanos Grimm (siglo XVIII) en sus colecciones de cuentos.

ATENCIÓN

Los cuentos no siempre son para niños. En la literatura universal hay multitud de ellos escritos para adultos, por autores tan prestigiosos como el estadounidense Edgar Allan Poe, el colombiano Gabriel García Márquez o los argentinos Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, entre otros.

La novela

Las novelas, como los cuentos, son textos narrativos, y las historias que cuentan son también inventadas por el autor, es decir, son ficción, y aunque puedan estar basadas en hechos reales, el desarrollo surge directamente de la mente de quien las escribe. Su temática es muy variada; hay novelas de amor, de aventuras, históricas, policíacas, de suspense, de ciencia ficción…

Las novelas se diferencian de los cuentos en varios aspectos:

  • su extensión es más larga, con abundantes descripciones;

  • sus argumentos suelen ser más complejos y es frecuente que se entremezclen varias historias, y

  • los personajes suelen estar trazados con más profundidad.

Además, en la novela, la estructura narrativa básica de introducción, nudo y desenlace puede romperse y hacerse mucho más complicada.

Sabías que

Dentro de los textos narrativos, la novela es el que aparece más tarde en la historia de la literatura y será la aparición de la imprenta, en el siglo XVI, la que facilite su difusión y enorme aceptación.

La primera novela moderna, que revolucionó el género y sirvió de referencia para la narrativa posterior, fue El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, del escritor español Miguel de Cervantes, publicada en dos partes a principios del siglo XVII.

Desde entonces se han escrito infinidad de novelas. Algunas de reconocimiento universal escritas en español son Rayuela, del autor argentino Julio Cortázar; Cien años de soledad, del colombiano Gabriel García Márquez; La ciudad y los perros, del peruano Mario Vargas Llosa; Pedro Páramo, del mexicano Juan Rulfo, o La casa de los espíritus, de la chilena Isabel Allende.

Repasa

Textos narrativos de ficción

Practica

ATRÉVETE A ESCRIBIR UN CUENTO

Seguro que conoces muchos cuentos. ¡Estupendo! Te servirá de ayuda para la tarea que te proponemos.

Basándote en las tres partes fundamentales de todo cuento: introducción, desarrollo y desenlace, escribe uno (recuerda, debe ser breve; una o dos hojas máximo) y léeselo después a tus familiares o amigos.

Puedes elegir la temática que prefieras:

de detectives, como el famoso Sherlock Holmes…

de ogros, brujas y otros seres terroríficos…

de príncipes, magos y dragones…

o de lo que le sucedió a un niño mientras estudiaba Matemáticas.

Echa a volar tu imaginación e invéntate una buena historia. Lo importante, recuerda, es que definas bien a tus personajes y que plantees un relato que tenga un inicio, un desarrollo y un final.