Canción

    En sentido amplio, la canción es cualquier forma de expresión oral lírica en verso que tenga acompañamiento melódico. De modo más específico, se emplea este término también para denominar una composición de influencia italiana, formada por estancias largas, es decir, por una estrofa con rima consonante de más de seis versos que son heptasílabos y endecasílabos al arbitrio del poeta, excepto la última estancia que es más breve.

    Una modalidad de canción es la oda de la poesía griega, concebida como expresión laudatoria para una sola voz (lírica monódica de Alceo, Safo y Anacreonte) o para varias voces (lírica coral de Píndaro y Baquílides). Estas composiciones se acompañan de instrumentos como la lira o la flauta, aunque la base musical se pierde ya en las odas latinas de Horacio, a pesar de que se denominan carmina, canciones. También son canciones los denominados “idilios” de Teócrito, poemas bucólicos dialogados.

    La edad media europea es muy pródiga en cantos líricos, desde los Minnesänger alemanes a los trovadores provenzales, gallego-portugueses, italianos, catalanes y castellanos. Con el antecedente de las jarchas (siglo XI), escritas en mozárabe, a partir del siglo XV empiezan a compilarse en España las piezas de poetas cultos en los denominados cancioneros, que recogen el sentir del amor cortés. Previamente, Alfonso X el Sabio había patrocinado las Cantigas de Santa María, el cancionero religioso medieval más importante de la literatura gallego-portuguesa.

    Las canciones no sólo constituyen un género independiente, sino que con frecuencia se integran en obras literarias más amplias, como es el caso del Libro de Buen Amor, del Arcipreste de Hita, y de la Celestina, escrita por Fernando de Rojas. Esta costumbre continuará durante el Siglo de Oro. Reseña especial merecen las cancioncillas que incluyen los dramaturgos en sus comedias, sobre todo Félix Lope de Vega, que entroncan con el carácter eminentemente popular del género.

    Una variante específica de la canción que se desarrolla en el ámbito germánico, principalmente durante el Romanticismo, es el denominado Lied (“canción”, en alemán). Se trata de un género musical llevado a su cima por Franz Schubert, que se basa en textos de la lírica tradicional asumidos de forma directa, o a través de adaptaciones realizadas por poetas cultos.

    La canción es un cauce formal que, con o sin música, ha continuado cultivándose con vigor en la poesía hasta nuestros días. Por la calidad de sus composiciones y por su intención de recuperar la esencia de la canción popular tradicional, destacan los autores españoles del grupo poético del 27.