Ciclo biogeoquímico

    Los ciclos biogeoquímicos comprenden el conjunto de transformaciones que sufren los elementos químicos implicados en los procesos vitales, en su transición del medio inerte, o abiótico, a los seres vivos, el medio biótico, y de ellos de nuevo al entorno carente de actividad biológica.

    El primero de dichos ciclos es el del carbono, elemento esencial para los procesos vitales, ya que forma parte de los principales grupos de compuestos orgánicos, es decir, constitutivos de la vida: carbohidratos, lípidos, proteínas y ácidos nucleicos.

    Esquema del ciclo del carbono.

    Junto a estos compuestos, el carbono está también presente en la naturaleza formando otras combinaciones, como el dióxido de carbono atmosférico o los carbonatos disueltos en aguas tanto saladas como dulces o existentes en numerosos minerales de la corteza terrestre.

    El flujo entre estas diversas presencias de este elemento, fundamental para la consecución de los procesos vitales, es el ciclo biogeoquímico del carbono.

    Transformaciones análogas experimentan otros elementos, pocos en relación con los más de noventa elementos químicos existentes en estado natural. Tal es el caso del nitrógeno, el oxígeno, el azufre o el fósforo, presentes en la materia orgánica en proporciones significativas, aunque inferiores a las del carbono.

    Esquema del ciclo del fósforo.

    Esquema del ciclo del nitrógeno.

    Capital importancia tiene también el ciclo biogeoquímico del agua, compuesto imprescindible para el desarrollo de la vida y que, en el medio abiótico, se encuentra en la atmósfera en forma de vapor y sobre la corteza terrestre conformando las masas oceánicas, fluviales y lacustres.

    El ciclo del agua. Parte delagua de los mares (a), los lagos(b), los ríos (c) y el subsuelo (d) se evapora y pasa a la atmósfera enforma de vapor de agua; allí secondensa y origina las nubes (e),que, a través de las precipitaciones(f), devuelven el agua a la Tierra ya los océanos.

    Un último grupo de ciclos biogeoquímicos es el de los elementos traza, contenidos en la materia viva en cantidades poco significativas, como el calcio, el hierro, el magnesio, el potasio o el yodo.