Loísmo

    El loísmo es el error sintáctico consistente en el uso incorrecto de los pronombres personales átonos lo y los, con más frecuencia en el número singular, como complemento indirecto de la oración.

    En la lengua española estos dos pronombres tan solo deben desempeñar la función de complemento directo, en sustitución de sustantivos de género masculino; además, la forma singular se emplea para el género neutro, como en el tercer ejemplo. Así, resulta correcto decir, por ejemplo:

    ¿Habéis leído este libro? Sí, lo leímos el año pasado.

    Aún no han llegado tus amigos. ¿Los esperamos aquí?

    Lo recomendable es emplear así estos pronombres.

    En cambio, es loísmo y, por tanto, incorrecto, decir, por ejemplo:

    Pedro vendrá enseguida. ¿Lo digo que te espere?

    El pantalón te queda largo. Lo sobran “tres dedos”.

    Los gusta mucho la sierra.

    En los tres casos, al tratarse de complemento indirecto, lo correcto es emplear los pronombres le y les, en lugar de lo y los. En el primer ejemplo el pronombre sustituye al sintagma “a Pedro, a él”; en el segundo, “al pantalón”; y en el tercero a “a ellos, a ellas”.