Azerbaiyán

Esta antigua república soviética, independiente desde el derrumbamiento de la Unión Soviética en 1991, está situada en la Transcaucasia (Asia occidental), entre la costa oeste del mar Caspio y las estribaciones meridionales de las montañas del Cáucaso. Su territorio incluye el enclave de Najicheván, al sudoeste del resto del país y dentro de territorio armenio. Azerbaiyán también incluye el enclave de Nagorno Karabaj, región autónoma con mayoría de población armenia, que desde 1988 es fuente de graves conflictos con Armenia.

Bandera de Azerbaiyán.

Medio físico

Azerbaiyán comprende 86.600 kilómetros cuadrados. Su capital, Bakú, es el principal puerto del mar Caspio. Limita al norte con Rusia, al este con el mar Caspio, al sur con Irán y al oeste con Armenia y Georgia.

Hay en Azerbaiyán dos zonas montañosas destacadas: las estribaciones meridionales del Cáucaso, al norte del país, y el llamado Pequeño Cáucaso al sur. Estas dos áreas hacen que la orografía de Azerbaiyán sea muy variada. El Gran Cáucaso es una zona de una gran belleza natural, con magníficas crestas y desfiladeros. Es allí donde está la cumbre más alta del país, Bazar Diuzi, con 4.485 metros.

Entre las dos principales zonas montañosas discurre el río Kura, el principal del país, cuya cuenca se encuentra por debajo del nivel del mar. El río entra en el país desde Georgia por el noroeste y lo recorre hasta desembocar en el mar Caspio. El río Aras, que forma en parte la frontera con Irán, es su principal afluente. Entre los dos ríos hay una importantísima red de canales que desvía el agua para regar las tierras bajas.

Debido a las grandes diferencias de altitud (en pocos kilómetros se pasa de los 4.000 metros de las cadenas montañosas a zonas por debajo del nivel del mar), el clima es muy variado. El que más predomina en la zona norte es el clima continental, con un invierno frío y un verano seco y caluroso. Las precipitaciones en esta zona, exceptuando las regiones montañosas, son muy poco abundantes. En el centro y el este de Azerbaiyán hay un clima subtropical seco, caracterizado por inviernos suaves y un largo verano muy caluroso (se llegan a alcanzar hasta 43 ºC), que hacen que esta zona sea extremadamente árida. En la zona sudoriental el clima es subtropical húmedo, por lo que es la zona con mayor volumen de precipitaciones.

Flora y fauna

Varían mucho dependiendo de la región, sobre todo a causa de la altitud. En las tierras bajas del centro del país predomina la vegetación propia de la estepa, mientras que en las zonas más áridas las condiciones son semidesérticas. En las laderas de las montañas hay hayas, robles y pinos y, a mayor altura, abundan los prados alpinos.

La fauna es igualmente variada. Siguiendo la misma distribución por altitud, en las tierras bajas hay gacelas, chacales, hienas, reptiles y roedores, mientras que en las montañas se pueden encontrar ciervos, corzos, jabalíes, osos pardos, linces y leopardos. La costa del mar Caspio atrae en invierno, por su clima templado, a numerosas aves como flamencos, cisnes y garzas.

Población

Demografía

La población de Azerbaiyán asciende a 9,7 millones de habitantes. Más de la mitad de ellos vive en zonas urbanas. La zona más poblada es la península de Abseron, al este del país, donde se encuentra la capital, Bakú, y otras ciudades industriales, como Sumgait. Bakú es la ciudad industrial más importante de la zona Transcaucásica y del mar Caspio.

La esperanza de vida se cifra en torno a los 72 años. La población es muy joven, una quinta parte del total tiene menos de 14 años.

La población azerbaiyana, de origen turco, compone el 91 % de la población. El resto se divide en daguestaníes, rusos y armenios. Estos últimos habitan fundamentalmente en la región de Nagorno Karabaj.

Lengua

La lengua oficial de Azerbaiyán es el azerí, lengua procedente del turco y hablada por un 90 % de la población. El alfabeto árabe se utilizó hasta 1939, cuando se introdujo el alfabeto cirílico. En 1992 el Gobierno azerbaiyano adoptó el alfabeto romano como ortografía oficial. Además del azerí, también se habla ruso (3 % de la población) y armenio (2 %).

Religión

La mayor parte de la población (96 %) profesa la religión musulmana chiita, mientras que el resto se divide principalmente entre el cristianismo ortodoxo ruso y el ortodoxo armenio.

Economía y comunicación

Datos económicos

Los cereales son el principal cultivo, seguidos del algodón. También hay numerosos viñedos, dedicados principalmente a la producción de vino para exportar. Otros cultivos son: hortalizas, frutas y frutos secos. En algunas zonas se cultivan gusanos de seda, ocupación tradicional de la región. La pesca también ha sido una fuente de riqueza tradicional en las costas del mar Caspio, sobre todo la pesca del esturión por su preciado caviar. Sin embargo, en las últimas décadas la pesca se ha reducido considerablemente debido a la contaminación de las aguas del mar Caspio por los vertidos de petróleo y el uso de DDT como pesticida.

A principios del siglo XX, Azerbaiyán era el primer productor mundial de petróleo. Según avanzaba el siglo, la producción decreció, aunque sigue constituyendo la principal exportación del país. En la actualidad, además de petróleo, también hay en el país importantes yacimientos de gas natural, plomo y zinc.

Aunque su producción ha descendido, el petróleo es aún el principal producto de exportación del país.

La industria, el sector más importante de la economía, está muy diversificada en Azerbaiyán. Predomina la industria pesada, sobre todo en la región de Bakú: industrias petroquímicas y metalúrgicas y equipamiento eléctrico para la industria del petróleo y el gas natural. También tiene mucha importancia la industria textil (que absorbe la producción de lana y algodón) y del calzado.

El comercio exterior se salda con superávit gracias a los recursos energéticos. Azerbaiyán mantiene un número de transacciones comerciales más alto que la media de la zona, exporta productos químicos, petróleo, gas natural, maquinaria, hierro, acero y productos alimentarios, sobre todo a Rusia, Turquía, Irán y Ucrania. No mantiene relaciones comerciales con Armenia a causa del conflicto por Nagorno Karabaj.

Comunicación

Los medios de comunicación públicos compiten con un número cada vez más elevado de medios privados. La libertad de expresión es, en teoría, un derecho reconocido, sin embargo, se ejercen medidas intimidatorias contra periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno.

Administración y política

Forma de gobierno y partidos políticos

La Constitución azerbaiyana fue aprobada en el año 1995. El jefe de Estado es un presidente elegido directamente y el poder legislativo lo ejerce la Asamblea Nacional, formada por 125 miembros que también confirman al primer ministro, elegido por el presidente. El sufragio es universal para los mayores de 18 años.

Los principales partidos políticos son el nacionalista y pro turco Frente Popular de Azerbaiyán, el Musavat (Partido Democrático Musulmán), el Partido Comunista (prohibido en 1991 y legalizado de nuevo en 1993) y el oficialista Partido del Nuevo Azerbaiyán.

Servicios del Estado

La educación es gratuita, a todos los niveles. Durante la época soviética se erradicó el analfabetismo y se estableció una importante red de universidades y de centros de investigación y formación.

El servicio de sanidad pública en Azerbaiyán es también gratuito. Hay centros de investigación y hospitales especializados. A pesar de estos servicios gratuitos y de buena calidad, los servicios estatales a nivel social y cultural son muy pobres.

Historia

Hasta comienzos de la Edad Media, el actual territorio de Azerbaiyán estaba poblado por grupos iranios, tribus nómadas turcas y kurdos. En el siglo VII fue conquistado por los árabes, y permaneció bajo su dominio hasta que los turcos selyúcidas lo ocuparon en el siglo XI. La influencia cultural del pueblo turco fue muy importante, hasta tal punto que los nativos adoptaron su lengua y su cultura. Los turcos, que profesaban la religión musulmana, se convirtieron en chiitas en el siglo XVI.

En el siglo XIX, Azerbaiyán se encontraba entre dos grandes imperios, el ruso y el persa, que en 1828 se dividieron el territorio. El descubrimiento de petróleo hizo que oleadas migratorias de iraníes, armenios y rusos se establecieran en la península de Absarón, en los alrededores de Bakú. Fue en esta zona donde comenzaron los primeros movimientos nacionalistas azerbaiyanos.

En 1918 se convirtió por primera vez en su historia en una república independiente, aunque sólo por dos años, ya que en 1920 se incorporó a la Unión Soviética. En 1936 adquirió el estatus de república dentro de la URSS. Durante los 71 años de dominio soviético, el país experimentó una importante industrialización, siempre bajo el férreo control de Moscú, especialmente en la época estalinista (1928-1953).

En 1988 se recrudeció el conflicto con Armenia por el territorio de Nagorno Karabaj, que fue finalmente sofocado por el Gobierno de Moscú, que envió allí a sus tropas en 1990.

Desde el derrumbamiento de la URSS en 1991, Azerbaiyán es una república independiente. En 1992 pasó a formar parte de la ONU y un año después ingresó formalmente en la Comunidad de Estados Independientes (CEI). La política seguida por sus autoridades buscó la aproximación a occidente, a la vez que mantenía los lazos diplomáticos y comerciales que unían a Azerbaiyán con los países de su región.

El Gobierno, presidido por Ilham Aliyev desde 2003, fue acusado repetidamente de corrupción y falta de voluntad democrática. A pesar del crecimiento económico sustentado en la riqueza de los recursos energéticos del país, a finales de la década de 2000 se mantenían importantes bolsas de pobreza entre la población. En un referéndum celebrado en 2009, el presidente Aliyev obtuvo un respaldo a su política autoritaria al aprobarse un proyecto para eliminar los límites constitucionales impuestos al periodo de ejercicio en la jefatura del Estado.

Aliyev reforzó su poder tras las elecciones legislativas de noviembre de 2010, en las que el Partido Nuevo Azerbaiyán que encabezaba obtuvo la victoria con una holgada mayoría. El conflicto latente con Armenia sobre el territorio de Nagorno Karabaj y las acusaciones de violaciones de los derechos humanos se prolongaron en el país durante los inicios de la segunda década del siglo XXI.

El presidente Aliyev inició a finales de 2013 un tercer mandato en la jefatura del Estado tras su victoria en las elecciones presidenciales. El Gobierno azerí mantuvo durante estos años un férreo control sobre los medios de comunicaciones y varias organizaciones no gubernamentales denunciaron el hostigamiento oficial contra las publicaciones independientes y opositoras. Varias emisoras radiofónicas fueron clausuradas. Entre tanto, en noviembre de 2015 se celebraron elecciones legislativas que dieron una amplia mayoría al oficialista Partido Nuevo Azerbaiyán.

Sociedad y cultura

Patrimonio cultural

La ciudad antigua de Bakú, en la que se encuentran el palacio de los Chahs de Chirvan y la Torre de la Virgen, está reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. La ciudad conserva vestigios de la presencia del zoroastrismo, de los sasánidas, los árabes, los persas, los otomanos y los rusos y mantiene parte de las murallas del siglo XII. La Torre de la Virgen, del mismo siglo, es considerada una de las mejores representaciones de la arquitectura azerbaiyana.

Torre de la Virgen, en la ciudad antigua de Bakú, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Música

La música tradicional azerbaiyana, con grandes influencias turcas e iraníes, es muy popular. Se centra en la improvisación sobre un patrón melódico establecido, fundamentalmente tocado con instrumentos de cuerda similares al laúd, como el tar.

Deportes y ocio

Uno de los personajes azerbaiyanos más conocidos es el ajedrecista Garry Kasparov, nacido en Bakú en 1963, que ganó su primer título mundial con apenas 22 años.