Ahmedabad

    Escenario de importantes disturbios sociales entre musulmanes e hindúes, la moderna Ahmedabad, también llamada Ahmadabad, constituye un destacado núcleo industrial del centro de la India. Atravesada por el río Sabarmati, la ciudad se localiza en el estado occidental de Gujarat. El centro urbano, con un área nueva y un casco viejo, se divide en sectores independientes de estrechos callejones llamados pols, en ocasiones separados por puertas, cada uno de los cuales acoge miles de viviendas.

    Entre sus 4.519.278 de habitantes, las lenguas predominantes son el gujarati y el marathi, aunque el hindi es hablado por los sectores más cultos. Además de la mayoritaria población seguidora del hinduismo, un gran sector practica el Islam, y existe un importante núcleo de jainistas y de parsis, adeptos al mazdeísmo o doctrina de Zoroastro; también se puede encontrar un pequeño colectivo de judíos.

    La economía de Ahmedabad se basa principalmente en el algodón, base de una creciente industria textil, junto a la que también adquiere relevancia la producción de cristal, tabaco y artículos farmacéuticos. El renombre de su artesanía se debe a las tallas de madera y piedra, así como a los trabajos en cobre y a los brocados de seda. Además de contar con un aeropuerto, su posición la convierte en un punto destacado en las comunicaciones ferroviarias entre el este y el oeste del país.

    El nacimiento de Ahmedabad se remonta a 1411, cuando el sultán Ahmad Shah fundó su próspera capital junto al antiguo asentamiento urbano de Asawal. Desde entonces, la ciudad experimentó un gran crecimiento comercial, que aumentó tras la llegada al poder en 1572 del emperador Akbar, quien la incorporó al floreciente imperio mogol.

    Aunque su población fue víctima de la hambruna en 1812, a lo largo del siglo XVII fue considerada como una de las ciudades más elegantes de la India. La grandeza de Ahmedabad comenzó a debilitarse tras la muerte del emperador mogol Aurangzeb a principios del siglo XVIII, cuando fue temporalmente tomada por los mahrattas hindúes.

    En 1818 pasó a ser administrada por los británicos, bajo cuyo dominio se abrieron los primeros talleres textiles de algodón. En las primeras décadas del siglo XX la ciudad alcanzó renombre como residencia de Mohandas Karamchad Gandhi, quien emprendió desde aquí la célebre marcha en protesta por la ley de la sal, incluida en su campaña satyagraha de resistencia no violenta contra el dominio británico. A partir de esos años, Ahmedabad se convirtió en un importante centro de actividad política, escenario de tensiones entre las distintas comunidades.

    Fue la capital del estado de Gujarat desde el nacimiento de éste, en 1960, hasta el traslado de ésta a Gandhinagar en 1970. En 2001, la ciudad sufrió los graves efectos de un terremoto que causó miles de víctimas y de daños materiales. Los violentos enfrentamientos entre hindúes y musulmanes ocurridos en 2002 paralizaron la ciudad durante varias semanas.

    Entre las principales instituciones de la ciudad destacan el Instituto Lalbhai Dapatbhai de Investigación Indológica y la Universidad de Gujarat. Los principales monumentos islámicos de Ahmedabad fueron erigidos con los restos de templos hindúes y jainistas, lo que les ha conferido un personal estilo indoislámico. Entre ellos destacan la mezquita Jami Masjid (1424); la mezquita de Sidi Said, erigida en 1573 y famosa por sus diez jalis o celosías; o la mezquita y tumba de Rani Sipri, del mismo siglo XVI, célebre por su elegancia y por las esculturas hindúes que alberga. Además de varios museos, en el interior del casco urbano también destacan la tumba de Ahmad Shad (1442) y la Tin Darwaja, puerta triunfal de triple arco levantada en 1425 durante el reinado de Ahmad Shah. El Sabarmati Ashram, fundado por Gandhi, alberga varios de los objetos personales del líder indio y es sede de una activa comunidad espiritual.