Ashabad

    Ashabad, capital y ciudad más importante de Turkmenistán, está situada en el sur del país, en la frontera con Irán. También es denominada Ashgabat o Ashkabad. Se localiza a los pies de los montes Koper, en uno de los oasis del desierto de Karakum.

    Según estimaciones del año 2001, tiene una población de 695.300 habitantes, y su economía se basa principalmente en la industria textil, en la fabricación de vidrio y en las construcciones metálicas. Otra actividad importante es la transformación de productos agrícolas, especialmente frutas y legumbres. En cuanto a la artesanía, esta ciudad es famosa por sus alfombras hechas a mano.

    En los últimos años se ha convertido en uno de los centros administrativos, industriales y de comunicación más destacados del país.

    Ashabad fue fundada por el ejército ruso en 1881 para que funcionara como fuerte militar. Localizada en el cruce de varias rutas de caravanas y contando con una estación del ferrocarril Transcaspiano, la ciudad se convirtió al poco tiempo en uno de los centros administrativos más importantes de la región.

    Al finalizar la revolución rusa, se cambió el nombre de la ciudad por el de Poltorack y se estableció en ella una sede del gobierno ruso turcomano. En 1948, la urbe tuvo que reconstruirse casi en su totalidad tras sufrir los efectos de un gran terremoto en la región.

    Entre los años 1924 y 1990 fue la capital de la República Soviética de Turkmenistán, y en 1991, tras la disolución de la Unión Soviética, se proclamó capital de la república independiente de Turkmenistán.

    Ashabad cuenta con varias instituciones de enseñanza superior, entre las que destacan la Universidad Estatal de Gorkii y varios institutos, como el de agricultura y el politécnico.