Perth

    Ciudad australiana, Perth se encuentra en el suroeste del continente australiano, junto al cauce del río Swan que empieza a convertirse en un amplio estuario próximo a su desembocadura, situada a menos de treinta kilómetros. La población disfruta de un clima de temperaturas suaves donde los inviernos se muestran frescos y los veranos templados. Administrativamente, Perth pertenece al estado de Australia Occidental, del cual ejerce como capital. Su población, según el censo de 2001, es de 1.176.542 habitantes, que supone tres cuartas partes de la población estatal. Al nordeste de la localidad, existe una pequeña comunidad de inmigrantes italianos.

    La economía de Perth se sustenta en su condición de centro comercial y ferroviario. Cuenta con un completo tejido industrial en el que destacan una refinería de petróleo y las manufacturas de materiales de construcción, muebles, automóviles, artículos textiles metales, artículos de goma, tejidos estampados y alimentos procesados. La mayor parte de las industrias se encuentran en los barrios de Fremantle, Kwinana y Welshpool. La ciudad está bien comunicada por carretera y por línea férrea, formando parte del recorrido del ferrocarril transcontinental. Además, cuenta con los servicios del puerto de Fremantle y de un aeropuerto internacional.

    Los orígenes de la ciudad de Perth se remontan a las primeras exploraciones del litoral realizadas a lo largo del siglo XVIII por franceses, británicos y americanos. En 1827, el capitán James Stirling se asentó en estas tierras, fundando un pequeño enclave que, años más tarde, fue conquistado por el también capitán Charles Fremantle. En 1829, se creó la definitiva colonia que recibió el nombre de Perth, homenaje al condado de igual nombre que existe en Escocia y tierra natal del sir George Murray, por aquel entonces secretario de estado para las colonias. El auténtico impulso para la población se produjo en 1890, cuando se descubrieron yacimientos de oro en las cercanas tierras de Kalgoorlie, en el interior del estado de Australia Occidental. A ello, se unió la construcción de los muelles del cercano puerto de Fremantle, en 1900, y del ferrocarril transcontinental, en 1917. Pocos años después, en 1929, la ciudad de Perth obtuvo la distinción de alcaldía señorial.

    La actividad cultural de la urbe tiene su máxima representación en las facultades de la Universidad de Australia Occidental, fundada en 1911, la Universidad Murdoch, la Universidad Edith Cowan y la Universidad Curtin de Tecnología. Como centro cultural del estado, Perth dispone de diferentes instituciones, destacando el Museo de Australia Occidental y la Galería de Arte de Australia Occidental. El primero de ellos cobija una interesante muestra de objetos históricos y naturales que permiten conocer las características de la comarca. El segundo expone una valiosa colección de diferentes piezas de arte australiano y europeo. Ejemplo de la importancia de la ciudad y de sus instalaciones deportivas fue su elección como sede de los Juegos de la Commonwealth en 1962.

    Como destacado centro industrial, la ciudad no cuenta con demasiados lugares de interés artístico. Muchas de sus construcciones fueron levantadas a lo largo del siglo XX. Los edificios más importantes del casco urbano son las dos catedrales; una para la confesión anglicana y otra para los católicos. No obstante, conserva un medio ambiente de gran valor, destacando la multitud de las especies de flores salvajes que nacen en sus campos durante la primavera australiana que se extiende entre septiembre y noviembre. Para observar la rica variedad de la vegetación autóctona y endémica de Australia, conocida como “monte australiano”, nada mejor que acudir al Parque del Rey o King’s Park, muy próximo al centro urbano.