Bairiki

    Bairiki es la capital y principal núcleo urbano de la República de Kiribati, en la Polinesia (Pacífico Sur). Se encuentra en el atolón de Tarawa, perteneciente al archipiélago de las Gilbert, una cadena de islas coralinas con 31 kilómetros cuadrados de superficie en total, a unos 4.500 kilómetros al noreste de Australia. La zona es de clima tropical, húmedo y caluroso, y sufre frecuentemente los embates de importantes corrientes de vientos.

    Su población, 27.400 habitantes (censo provisional de 2005), es aproximadamente un tercio del total del país, y es considerada una de las zonas con mayor superpoblación del mundo, razón por la que el gobierno de Kiribati lleva desde hace una década reasentando a la población en los cercanos atolones de Teraina y Tabuaeran. El 99% de la población es de raza micronesia, practica la religión cristiana (el 52% son católicos, el 40% protestantes, y hay minorías adventistas y mormonas), y el inglés es su lengua oficial, aunque el i-kiribati se usa a nivel familiar y local.

    Bairiki es el principal centro político y comercial del archipiélago, desde cuyo puerto se exportan los principales productos del país, en especial copra y ostras perlíferas. Hay también un aeropuerto internacional que la comunica con el resto del mundo y una escuela superior dependiente de la Universidad del Pacífico Sur.

    Bairiki fue capital de la antigua colonia británica de las Islas Gilbert y Ellice Islands, y tuvo un papel estratégico muy importante durante la Segunda Guerra Mundial, ya que fue ocupada por los japoneses en 1943 y luego reconquistada por los estadounidenses tras una sangrienta batalla. Desde 1979 pasó a ser la capital de Kiribati, cuando adquirió la independencia y se integró en la Commonwealth.