Palikir

    Capital de los Estados Federados de Micronesia, una pequeña república formada por los cuatro grupos de las islas Carolinas, en el centro del océano Pacífico, Palikir se localiza en Pohnpei (llamada antes Ponape), la mayor de las 607 islas y atolones que componen el país, y está a cinco kilómetros al suroeste de Kolonia, la ciudad más importante de la isla. Su clima es tropical, con abundantes lluvias durante todo el año que a veces forman tempestades y tifones.

    En Palikir se encuentra el gobierno federal de Micronesia, el Tribunal Supremo y la administración del estado de Pohnpei, uno de los cuatro que componen la Federación.

    La población de Palikir, según el censo de 2000, es de 6.444 habitantes y está compuesta por hasta nueve grupos étnicos micronésicos y polinesios. El cristianismo es prácticamente la única religión que se practica, con un 50% de católicos y un 47% de protestantes, y una minoría del 3% que aún practica cultos indígenas. La lengua oficial es el inglés, que sirve además de principal medio de comunicación ya que los nativos hablan una gran variedad de idiomas micronésicos entre los que destacan el yapés, chuukés, kosraenés y pohnpeianés.

    La actividad económica principal consiste en la pesca y agricultura de subsistencia, aunque hay un gran potencial para la industria turística. En la cercana Kolonia hay un aeropuerto internacional que la une con Hawai, Guam y Nauru, además de un hospital y unos colegios universitarios pertenecientes a la Universidad de Guam.

    La isla de Pohnpei perteneció a España hasta que ésta la vendió a Alemania a principios del siglo XX. Hasta el final de la Segunda Guerra Mundial en Palikir vivían sólo unos pocos nativos, y a partir de 1978, tras la independencia del país, comenzó a ser repoblada y urbanizada con dinero norteamericano para situar en ella una capital nacional que sirviese a los cuatro estados de Micronesia.