Koror

    Koror es la ciudad más poblada y capital provisional de la República de Palau, un archipiélago de 200 islas situado frente a las islas Jardines, en el océano Pacífico occidental. Koror se encuentra al suroeste de la isla de Babelthuap, un área de clima tropical con 27 ºC de temperatura media y 3.800 milímetros de precipitaciones medias anuales.

    Es sede del gobierno y de la mayoría de las instituciones de Palau, entre ellas el Congreso Nacional y la Corte Suprema.

    Los 10.743 habitantes de la ciudad (censo de 2005) tienen diversos orígenes étnicos: un 70% son palauanos (una raza mezcla de rasgos micronésicos, malayos y melanesios), un 15,3% son filipinos, y el resto minorías asiáticas, del Pacífico y occidentales. El cristianismo es la religión dominante, con un 41,6% de católicos, un 23,3% de protestantes y aproximadamente un 7% de otras iglesias, al que se le añade un 8% de seguidores de la secta Modekngei, nacida allí en 1915. El palauano es la lengua principal (la habla el 64% de la población) e idioma oficial del país junto con el inglés y las hablas locales de otras islas.

    El principal producto agrícola de Koror es la copra o pulpa interior del coco, y las industrias más importantes son las del procesado y embarque de atún. Muchos de los kororeños son funcionarios, y tendrán que desplazarse a la ciudad de Melekeok, situada al norte de la isla, cuando en el futuro se instale allí la nueva capital y los renovados edificios administrativos. La inversión extranjera ha dejado una creciente infraestructura hotelera que junto con el renovado aeropuerto de Babelthuap relanzarán la industria turística local.

    La isla de Koror fue un enclave estratégico disputado por las potencias mundiales en los dos últimos siglos. Estuvo ocupada por los japoneses entre 1914 y 1944 para pasar después a control de Estados Unidos, nación con la que Palau mantiene desde 1993 un Tratado de Libre Asociación.

    Culturalmente destaca el Museo Nacional de Koror, con curiosas muestras de artesanía indígena.