Arábigo (Mar)

    Dominio marítimo integrado en el sector noroccidental del océano Índico que ocupa una superficie aproximada de 3.862.000 kilómetros cuadrados. Se encuentra rodeado por el llamado Cuerno de África y la península de Arabia al oeste, Irán y Pakistán al norte, la India al este y las aguas del Índico al sur. El golfo de Omán facilita al mar Arábigo (también llamado de Arabia) su enlace con el golfo Pérsico por el norte, mientras que el golfo de Adén lo une con el mar Rojo por el oeste. El mar aparece salpicado por algunos grupos de islas entre los que sobresalen el archipiélago de Socotra, las islas Kuria Muria y las islas Amindivi. El Indo es el río más destacado que vierte sus aguas en el Arábigo.

    Éste se gestó hace unos 150 millones de años atrás como consecuencia del desplazamiento hacia el norte del subcontinente indio y su choque con la masa continental asiática. La cordillera subacuática de Carlsberg separa el mar de Arabia en dos cuencas que son la de Arabia, al este, y la somalí, al oeste.

    Sus aguas contienen abundante pesca, que constituye su principal recurso económico, y en las capturas comerciales participan fundamentalmente los países ribereños. La privilegiada situación del mar, debido a su conexión con el mar Rojo, el canal de Suez y el golfo Pérsico, le convierten en uno de los trayectos con mayor densidad de tráfico naval del mundo.

    Durante la edad media, los árabes llamaron al Arábigo el mar de India. Entre los siglos IX y XV se elaboraron los llamados “libros de rutas” (rahmangs en persa) con explicaciones precisas orientadas a facilitar la navegación en esa región. A lo largo del siglo XX se fueron sucediendo las expediciones para investigar las características del entorno, siendo algunas de las más destacadas la llevada a cabo por John Murray (1933-34) o la Expedición Internacional del océano Indico (1960-65).