China Oriental (Mar de)

    El mar de China Oriental es un mar secundario del océano Pacífico que, junto al de la China Meridional, situado al sur y al que está unido a través del estrecho de Taiwán, conforma el mar de la China.

    El mar de la China Oriental (Wade-Giles en chino) se encuentra rodeado por el mar Amarillo al norte, el archipiélago de Riukiu y la isla japonesa de Kiushu al este y el continente asiático al oeste. Su extensión aproximada ronda los 752.000 kilómetros cuadrados y se trata de un mar con escasa profundidad ya que su promedio es de 200 metros en el 75% de su área. El punto que presenta el mayor contraste es la depresión de Okinawa, donde el mar de la China Oriental alcanza una hondura máxima de 2.717 metros.

    El clima que predomina en esta zona marítima está condicionado por los vientos monzónicos. Durante la época estival, el monzón procede fundamentalmente del sudeste y acarrea masas de aire cálidas y húmedas provenientes del Pacífico occidental que se traducen en lluvias, a las que se añaden algunos tifones. En los meses de invierno, el viento del monzón llega desde el norte y ocasiona temperaturas frías y escasez de precipitaciones.

    El mar de la China Oriental alberga una gran abundancia de especies marinas que propician una intensa actividad pesquera. Las capturas incluyen, entre otros, atún, caballa, gambas, sardinas y besugo. A la riqueza piscícola se suman las reservas de petróleo y gas natural, halladas bajo la plataforma continental del mar, así como la utilización del mismo como trayecto de navegación que enlaza el mar de la China Meridional con los puertos de Japón y otros del norte del Pacífico. Los más dinámicos son los de Shanghai en China, Nagasaki en Japón y Chi-lung en Taiwán.

    Las investigaciones más sobresalientes sobre el mar de la China Oriental se realizaron a partir de la segunda mitad del siglo XX de la mano de China y Japón.