Códigos alfanuméricos

    Los códigos alfanuméricos sirven para representar en computadoras datos que se componen de números y letras, por lo que otorgan códigos binarios a cada dígito y a cada letra del alfabeto. Además, utilizan caracteres especiales como, por ejemplo, $. Si se consideran los diez dígitos decimales y las 26 letras del alfabeto, se obtendrá un grupo de 36 elementos. Por tanto, la codificación deberá hacerse con un mínimo de 6 bits, ya que 26 = 64.

    En la práctica, sin embargo, son muy utilizados los códigos binarios de longitud fija, mediante los que se representa cada elemento por el mismo número de caracteres. El más conocido es el código ASCII (siglas de American Standard Code for Information Interchange) que emplea ocho bits, siete para la información y uno para el signo.

    Otro muy usado es el código decimal codificado en binario, BCD (Binary-Coded Decimal), que representa cada dígito por un grupo de 4 bits. Por ejemplo, en ASCII, la representación de 3 es 011 0011, mientras que en BCD es 0011.