Contador Geiger

    Contador Geiger

    El contador Geiger, también llamado Geiger-Müller, es un dispositivo que permite contar el paso de partículas ionizantes, esto es, correspondientes a radiaciones con un alto poder de penetración. En suma, se emplea básicamente como medidor del paso de partículas radiactivas.

    Los primeros detectores de este tipo de partículas, tras las películas fotosensibles, fueron unas pantallas recubiertas de sulfuro de cinc. Los átomos de estas pantallas, al recibir la incidencia de tales partículas, se excitaban, emitiendo un fotón visible. Los centelleos de estos fotones emitidos permitían contar el número de partículas, de un modo similar a las pantallas de televisión.

    Más tarde apareció el contador Geiger-Müller. Este dispositivo se compone de un tubo metálico en cuyo interior se dispone, concéntrica y longitudinalmente, un delgado hilo metálico. El espacio entre ambos elementos se rellena con un gas. Tubo e hilo se someten a una alta diferencia de potencial, de unos 1.000 V.

    Cuando una radiación entra en el contador, produce iones en el gas que éste contiene. Por la diferencia potencial existente, los iones se aceleran y colisionan contra otras moléculas gaseosas a las que, a su vez, ionizan. De esta forma se produce en cascada un conjunto de iones que, al estar situados entre tubo y filamento, originan una comunicación de ambos, saltando así una chispa o pulso eléctrico.

    La chispa puede interrumpirse y el contador volverá a su estado de equilibrio y en condiciones de repetir el proceso. Como a cada pulso le corresponde una partícula, resulta evidente que al contar los pulsos se conocerá el número de partículas detectadas.

    Los contadores destinados a la medición de partículas o presentan una delgada zona construida con mica o berilio que permita el paso de estas radiaciones.

    Si se trabaja con rayos , dado el gran poder de penetración de éstos, las paredes pueden ser de mayor grosor. Lógicamente, cuanto mayor sea el grosor de sus paredes, menor será la sensibilidad del contador a las radiaciones de baja energía. En todo caso, debe subrayarse que los dispositivos Geiger cuentan el número de partículas emitidas por una fuente radiactiva, pero no dicen nada sobre la naturaleza o propiedades de las mismas.

    Los contadores Geiger se emplean en centrales nucleares, para el control de materiales, para alimentos que han sido irradiados y para medir la radiactividad natural cercana al mar, entre otras aplicaciones.