Efecto Compton

    Se llama efecto Compton a un fenómeno físico de dispersión que se observa en una radiación electromagnética cuando ésta incide sobre un cuerpo de peso atómico bajo. Al estudiar, por ejemplo, un haz de rayos X monocromático que ha atravesado una región en la que existen electrones libres, se observa que a la radiación incidente se le suman otras de frecuencia menor.

    A esta menor frecuencia le corresponde una mayor longitud de onda. El incremento de este último parámetro, , viene condicionado por el ángulo que forme la dirección de la primitiva radiación y la de la radiación secundaria. Llamando a este ángulo, dicho incremento puede expresarse matemáticamente como:

    donde k es una constante que vale 24.262 · 10-12 m.

    La existencia de la radiación secundaria se explica por el choque elástico entre los fotones de la radiación electromagnética y los electrones libres presentes en la región que dicha radiación atraviesa. Así aparece una desviación del fotón que, de esta manera, tendrá una menor energía y, por consiguiente, una mayor longitud de onda.

    También se ha descrito el efecto Compton inverso, que explicaría la emisión de radiaciones electromagnéticas en supernovas y otras formaciones espaciales.

    En términos históricos, el efecto Compton, tras el descubrimiento y explicación del fotoeléctrico, confirmó de manera definitiva el comportamiento cuántico de la luz. Tales hallazgos sirvieron de base a la teoría de la dualidad onda-corpúsculo que se formuló acerca de la naturaleza de esta radiación en el contexto de la mecánica cuántica.