Hidrólisis

    Proceso en el que una sal AB, en solución acuosa, se ioniza dando lugar a A- y B+, iones que reaccionan con los iones OH- y H+ propios del agua, dando lugar a las correspondientes bases y ácidos conjugados, mediante los siguientes equilibrios:

    Etimológicamente el término hidrólisis significa "rotura mediante el agua".

    La hidrólisis de una sal neutra supone una variación del pH de la disolución resultante, según el tipo de iones que aparezcan en la disolución. Se pueden considerar los siguientes casos:

    ·      Hidrólisis de una sal de ácido débil y base fuerte. Suponiendo la sal acetato de sodio (CH3 ? COONa), procedente de un ácido débil, el acético, y de una base fuerte, el hidróxido de sodio, la disociación correspondiente es:

    Al proceder de un ácido débil, el ión acetato (CH3 ? COO-) será una base fuerte, por lo que arrancará un H+ al agua, según el proceso:

    y la disolución resultante será básica. El valor de la constante de equilibrio, que en este caso se llama constante de hidrólisis es:

    Obsérvese que el otro ión resultante de la disocición de la sal, el catión Na+, permanece disociado, ya que al combinarse con los aniones OH- del agua, originaría NaOH, sustancia que, al ser base fuerte, se volvería a disociar en Na+ y en OH-.

    ·      Hidrólisis de una sal de ácido fuerte y base débil. Tomando como ejemplo el cloruro de amonio, NH4Cl, su disociación correspondiente sería:

    La disociación del agua es:

    Por consiguiente el catión NH4+ se uniría a los iones OH- del agua, formándose NH4OH, sustancia que, al ser una base débil, no se disociaría.

    Por su parte, el Cl-  se uniría al H+ para originar HCl, el cual, como es un ácido fuerte, se disociaría nuevamente en Cl- y H+, lo que equivale a decir que la unión no se produce, por lo que la disolución sería ácida.

    ·      Hidrólisis de sal de ácido débil y base débil. En este caso, tras la disociación de la sal, se originará un anión y un catión que, respectivamente, serán base y ácido fuerte, por lo que tendrán poca tendencia a unirse a los iones H+ y OH- procedentes de la disociación del agua. Por ello, el fenómeno se llama también hidrólisis doble.

    En general, se formará una disolución que puede resultar débilmente ácida o débilmente básica, dependiendo de las constantes de hidrólisis del anión y del catión. Lógicamente, también puede darse una disolución neutra, si ambas constantes son iguales.

    ·      Hidrólisis de sal de ácido fuerte y base fuerte. En este caso ni el anión ni el catión poseen propiedades ácidas o básicas, por lo que no hay hidrólisis y la disolución será siempre neutra. Sería el caso, por ejemplo, del NaCl.