Biomateriales

    Los biomateriales son sustancias o combinaciones de sustancias que interaccionan con los sistemas biológicos y son compatibles con ellos. En sentido estricto, el término se aplica a aquellos compuestos que han sido diseñados por medios tecnológicos para mantener una interacción saludable con los organismos vivos, sus tejidos, órganos y componentes celulares y supracelulares. El estudio de los biomateriales compete a las disciplinas de la ciencia y la ingeniería de materiales y mantiene una estrecha correlación con otras disciplinas científicas y tecnológicas como la medicina, la biología, la física de materiales y la química.

    En términos generales, los biomateriales se distinguen de materiales biológicos semejantes, como la seda, la lana y el colágeno purificado, por su origen artificial, no natural. Entre los biomateriales figuran sustancias de tipo metálico, polimérico o cerámico, en cuyo caso reciben el nombre de biocerámicas.

    Los biomateriales presentan numerosas aplicaciones en el campo de la medicina y la cirugía. Sirven, por ejemplo, para la fabricación de equipos, aparatos e instrumentos quirúrgicos. En tal caso, deben ser inertes y biocompatibles, para no suscitar reacciones de rechazo en los tejidos de los pacientes en los que se utilizan.

    En el interior del organismo, estos materiales pueden introducirse en forma de implantes o prótesis en ortopedia (sustitución de cadera y rodilla) y odontología (reconstrucción maxilofacial, implantes dentales). Por lo tanto, además de bioinertes y biocompatibles, han de ser bioactivos, es decir, estar dotados de la capacidad de entrelazarse con los tejidos vivos que los circundan.

    Los cementos óseos, las membranas y los componentes de los órganos artificiales se sitúan entre los usos más destacados de los biomateriales, sobre todo los de composición polimérica. Se utilizan en la fabricación de prótesis ortopédicas (sustituciones de la articulación de la cadera y la rodilla). Algunos de los materiales de base más utilizados en este ámbito son las poliamidas, los policarbonatos y los polímeros fluorados.

    Los biomateriales se emplean además en la fabricación de lentes intraoculares y de contacto y de implantes de retina, así como, en el campo de la cardiología, en injertos valvulares, marcapasos y válvulas cardiacas. Por su parte, las biocerámicas encuentran utilidad en preparación de implantes que no han de soportar cargas: relleno de defectos óseos en cirugía maxilofacial, bucal y ortopédica, recubrimientos de articulaciones metálicas o apliques quirúrgicos en intervenciones del oído medio.