Alisoles

    Suelos ácidos, muy lavados por el agua y provistos de un nivel rico en arcillas. Todo esto los hace similares a los acrisoles, pero a diferencia de éstos, que apenas pueden evolucionar, los alisoles aún poseen una importante capacidad de cambio.

    Se dividen en varios grupos. Los alisoles plínticos contienen en sus primeros 125 cm de profundidad una mezcla de hierro, caliza, caolinita y cuarzo, denominada plintita. Su porcentaje de materia orgánica es bajo y aparecen siempre en climas tropicales. Los alisoles gleicos están saturados de agua y su contenido de oxígeno resulta muy reducido. Los estágnicos se hallan reducidos superficialmente a causa de circulación de aguas de escorrentía. Los húmicos poseen un horizonte A (capa superficial del suelo) con alto contenido de humus. Por último, los alisoles férricos se hallan muy alterados por la meteorización y poseen una reducida capacidad de cambio de iones.