Camerún

Se ha señalado a menudo a la República de Camerún como un país bisagra entre el África central y el África occidental. En su territorio, que se abre por el oeste al golfo de Guinea, conviven numerosos grupos tribales que participan de tradiciones culturales muy diferentes. Las actuales fronteras de la nación, tras la independencia obtenida en 1961, son el resultado de la unificación de los antiguos enclaves coloniales del Camerún francés y británico.

<IMG:GEO0008_F01.png>

Medio físico

El territorio camerunés, con una superficie total de 475.440 kilómetros cuadrados, está bañado por el océano Atlántico a lo largo de 402 kilómetros de costa. En su estrecha franja norte limita con Nigeria y Chad; por el este continúa la frontera con territorio chadiano, a la que se suma el amplio espacio limítrofe con la República Centroafricana; por el sur, sus fronteras son la República Democrática del Congo, Gabón y Guinea Ecuatorial, mientras que al oeste los límites vienen marcados por el golfo de Guinea y Nigeria.

En Camerún se pueden distinguir cuatro unidades de relieve básicas que determinan una gran variedad paisajística. Al sur del río Sanaga, la región meridional está formada por llanuras y altiplanos cubiertos en gran parte por selva tropical. La región central, que se extiende entre el río Sanaga y el Bénoué, es una gran meseta elevada hasta los 1.000 metros de altitud en algunos puntos. La mayor parte de la región occidental está ocupada por una larga cadena montañosa de origen volcánico. El monte Camerún, un volcán todavía activo, alcanza los 4.070 metros de altitud y constituye la mayor elevación de África occidental. Por último, en la región septentrional, extensas llanuras cubiertas por la sabana descienden paulatinamente hacia el lago Chad, situado en el extremo norte del país.

Las principales cuencas fluviales de Camerún son la del río Sanaga, que desemboca en el océano Atlántico, y la del Bénoué, afluente del Níger. Otros ríos importantes son el Logone, el Chari, el Ngoko, el Lobe y el Sangha.

<IMG:GEO0008_F02.jpg>

El clima intertropical de la región meridional, con temperaturas medias anuales entre 21 y 28 ºC y una pluviosidad media cercana a los 4.000 milímetros anuales, se atempera hacia el norte debido a la latitud y al relieve. En las tierras altas del centro la temperatura desciende, y la lluvia recogida anualmente no supera los 1.500 milímetros de media. En la región del norte se da una larga estación seca, que transcurre entre octubre y abril.

Flora y fauna

Densos bosques lluviosos tropicales cubren gran parte del sur y el oeste del país. La fauna característica de estas zonas se compone fundamentalmente de primates, como el chimpancé y el mandril, y gran variedad de aves tropicales. En los bosques y llanuras herbáceas del centro y el norte predominan especies animales como el babuino y distintas variedades de antílope.

<IMG:GEO0008_F03.jpg>

Población

Demografía

Camerún cuenta con algo más de veintitrés millones de habitantes. La base de la pirámide poblacional (aproximadamente la mitad de los ciudadanos) es muy joven: menos de 18 años. A ello contribuye tanto la elevada tasa de natalidad, que se acerca al 36 por mil, como el alto índice de mortalidad, un 10,11 por mil (buena parte de las defunciones se producen durante la infancia). La especial incidencia del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) ha ralentizado el crecimiento demográfico, cuyo índice se halla actualmente en el 2,5 %.

En el territorio de Camerún conviven más de 200 etnias diferentes, que se pueden englobar en tres grandes grupos: sudaneses, bantúes y semibantúes. Los primeros (entre los que destacan las tribus fulani) viven en el norte y se dedican tradicionalmente al pastoreo. Los distintos grupos bantúes (fang, doula, etc.) ocupan gran parte del sur y el centro del país y son agricultores. Los semibantúes (de los que los bamileke son los principales representantes) ocupan la región montañosa occidental, la más densamente poblada, y dominan el 70% del comercio y el transporte del país. Por último, hay que mencionar a los pigmeos, que no pertenecen a ninguno de estos tres grandes grupos étnicos y que sobreviven en lo más profundo de los bosques meridionales dedicados a la caza y la recolección.

Lengua

El inglés, que se habla en la zona occidental del país, y el francés, idioma que predomina en la parte oriental, son las lenguas oficiales de Camerún. Sin embargo, dada la multitud de grupos tribales que conviven en la nación, son numerosos los dialectos indígenas que pueden escucharse en los distintos puntos del territorio.

Religión

Las tribus pertenecientes a los grupos bantúes profesan, casi a partes iguales, el cristianismo

(40 %) y diversas creencias indígenas (40 %), en especial animistas. Los grupos sudaneses (un 20 %) siguen el credo islámico.

Economía y comunicación

Datos económicos

La agricultura es la ocupación del 70 % de la población y supone el 22 % del producto interno (interior) bruto. El 90 % de la producción agraria proviene de pequeñas empresas familiares, y sólo el 10 %, de plantaciones comerciales. Para el consumo interno se producen en Camerún especies como el mijo, el sorgo, el maíz y las judías, mientras que el cacao, el café, los plátanos, el algodón y el aceite de palma, así como el ganado, se destinan principalmente a la exportación. Con fines también exportadores, existe en la actualidad una creciente explotación forestal de madera y caucho.

La industria extractiva, tras el descubrimiento de importantes yacimientos de petróleo y bauxita, es la actividad industrial fundamental del país. Otros productos industriales son el aluminio (que se obtiene de la bauxita), la comida procesada, los textiles y los derivados de la madera y el caucho, como la pasta de papel y los neumáticos.

La exportación de crudo y sus derivados ha contribuido notablemente a generar una balanza comercial positiva en Camerún. Sus principales receptores son países de la Unión Europea como Francia y España.

La mejora de las infraestructuras de transportes, que han doblado su extensión en las últimas décadas del siglo XX, es fruto de los planes de desarrollo suscritos entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional. Douala sostiene el 95 % del tráfico portuario del país, mientras que Yaoundé, la capital, es un importante cruce de comunicaciones entre el este y el oeste. Estas dos ciudades, además de Garoua, cuentan con aeropuertos internacionales.

Comunicación

Tras la liberalización de las comunicaciones a partir de 2001, el férreo control estatal se suavizó. Sin embargo, en 2003, un equipo de reporteros sin fronteras denunció el cierre forzoso de una docena de cadenas de radio y televisión. En la actualidad operan en el país dos cadenas televisivas privadas (Canal 2 y STV) y varias de radio (de las que destacan Radio Reine y Radio Sintou). También existe prensa escrita privada tanto en francés como en inglés (Le Messager, The Post), pero la libertad de expresión sigue seriamente limitada.

En cuanto a comunicaciones telefónicas, el país cuenta con unas 111.000 líneas fijas y más de millón y medio de conexiones celulares. El número de usuarios de Internet, algo más de 165.000 personas, es muy escaso.

Administración y política

División territorial, forma de gobierno y partidos políticos

Camerún es una república unitaria, dividida en diez provincias denominadas según su posición geográfica. La capital, Yaoundé, se encuentra situada en la provincia de Centro.

Desde 1990 Camerún se rige por un sistema presidencial multipartidista y unicameral. La Asamblea Nacional, con 180 escaños, es la única cámara de representación popular. El presidente de la república designa al primer ministro, y éste al Consejo de Ministros con la aprobación presidencial. El sistema electoral se realiza por sufragio universal a partir de los veinte años y la duración de la legislatura es de cinco años, aunque el presidente tiene la prerrogativa de acortarla o dilatarla.

El partido del Gobierno es la Reunión Democrática del Pueblo de Camerún (RDCP), que cuenta con un amplio respaldo popular. Le siguen de lejos los dos principales partidos de la oposición: el Frente Democrático Social (SDF) y la Unión Democrática Camerunesa (UDC).

Servicios del Estado

Camerún cuenta con uno de los índices más altos de alfabetización de África. El mayor problema del sistema educativo nacional es su irregularidad, ya que, si bien en el sur la escolarización primaria es universal, en el norte casi la mitad de los niños carecen de escuelas.

En el plano sanitario, el SIDA y otras enfermedades infecciosas, como la malaria y la disentería, son los principales problemas del país. A estas enfermedades debe unirse la desnutrición, ya que un 48% de la población vive con menos de dos dólares al día. El sistema sanitario y social camerunés es todavía deficiente en muchas áreas.

Historia

Antes del periodo colonial existía un marcado contraste entre el proceso histórico de los territorios del norte y del sur de Camerún. Mientras en el norte la presencia de pastores y comerciantes musulmanes en torno al lago Chad favoreció la creación de grandes reinos, en el sur pequeñas tribus de agricultores bantúes desplazaron a los pobladores originales, los pigmeos, pero sin desarrollar estructuras jerarquizadas.

A partir del siglo XV llegaron los primeros navegantes portugueses, que instalaron una factoría en el estuario del río Wouri, al que denominaron río dos Camaroes (de donde proviene el nombre del país). Sin embargo, hasta la segunda mitad del siglo XIX las potencias europeas no se plantearon una verdadera dominación de la zona. La auténtica colonización empezó cuando Alemania se anexionó el territorio en 1884. Entonces comenzaron a llegar colonos y misioneros, que fueron los artífices de la transmisión de los valores de la metrópoli.

Tras la Primera Guerra Mundial, Alemania perdió sus dominios de Camerún, que fueron anexionados por Gran Bretaña (zona occidental) y Francia (zona oriental). Después de una represión sangrienta, la zona francófona de Camerún obtuvo la independencia en 1960, y un año más tarde parte de las posesiones británicas se incorporaron a la nueva república federal (la otra parte pasó a pertenecer a Nigeria). Ahmadou Ahidjo fue designado primer presidente del país.

La reforma constitucional de 1972 convirtió la nación en una república unitaria y de partido único. En 1982, Ahidjo fue sucedido al frente del país por Paul Biya, y diez años más tarde se aprobó el pluripartidismo. En el mismo 1992, la zona anglófona alcanzó una mayor autonomía administrativa, lo que se plasmó en el ingreso del país en la Comunidad Británica de Naciones (Commonwealth) en 1995. A pesar de ello, algunos sectores anglófonos consideraron insuficientes las reformas y crearon el Consejo Nacional de Camerún del Sur (SCNC), actualmente ilegalizado.

<IMG:GEO0008_F04.jpg>

En 2002, el Tribunal Internacional de La Haya dictaminó a favor de Camerún en el conflicto que mantenía con Nigeria por la posesión de la península de Bakasi, pero las autoridades nigerianas aún no han devuelto el territorio. El presidente Biya fue sucesivamente refrendado en su cargo tras triunfar en los comicios de 1990, 1997 y 2004.

Durante 2006 se puso término a la disputa fronteriza entre Camerún y Nigeria por la soberanía sobre la península de Bakasi. La retirada definitiva de las tropas nigerianas del territorio lo dejó definitivamente en manos del Estado camerunés. Este acuerdo abrió un marco de cooperación bilateral para la defensa de los intereses económicos y de seguridad de ambos países.

En las elecciones legislativas celebradas en julio de 2007 obtuvo la victoria el partido gubernamental del presidente Biya. Una controvertida enmienda constitucional aprobada en abril de 2008 permitiría al mandatario presentarse a un nuevo periodo presidencial a partir de 2011. En las elecciones celebradas en octubre de este año, Biya revalidó su cargo como jefe del Estado. Al año siguiente, el mandatario conmemoró su 30º aniversario en el poder, entre protestas populares encabezadas por las fuerzas políticas opositoras.

Las zonas fronterizas entre Camerún y Nigeria fueron objeto de tensiones debido a las actividades del grupo islamista radical Boko Haram, muy activo en este segundo país. El Gobierno camerunés ordenó en 2014 el despliegue de un contingente militar en la zona, que no pudo evitar el secuestro, meses más tarde, de 27 personas por el grupo yihadista. En este mismo sentido, la vecina Chad reclamó ayuda militar a Camerún para hacer frente a los avances de Boko Haram en su territorio.

En el ámbito comercial destacó la entrada en vigor, a mediados de 2014, de un acuerdo de asociación económica entre Camerún y la Unión Europea.

Sociedad y cultura

<IMG:GEO0008_F05.jpg>

Muchos de los principales grupos étnicos de Camerún tienen tradiciones culturales propias, normalmente relacionadas con el mundo espiritual o la cohesión y jerarquía del grupo. Entre las más importantes destacan las calabazas decoradas de los fulani, las características cerámicas de los kiridi y los matakam, las máscaras ceremoniales con cabezas de elefante de los bali y las estatuillas con figuras animales y humanas de los bamileke. Organismos como el Instituto Francés de África Negra y otras asociaciones culturales tratan de mantener y difundir la herencia cultural y etnológica de Camerún.