Gabón

Colonia francesa hasta 1960, la República de Gabón es, desde el punto de vista económico, una de las naciones más estables del África subsahariana. En el plano social, este país de abundantes bosques acoge a más de cuarenta grupos étnicos.

Bandera de Gabón.

Medio físico

Gabón se localiza en la costa oeste del continente africano. El país limita al norte con Guinea Ecuatorial y Camerún, al este y al sur con la República del Congo y al oeste con el océano Atlántico. Tiene una superficie terrestre de 267.667 kilómetros cuadrados, con 885 kilómetros de costa. Su capital es Libreville.

A lo largo de la superficie gabonesa se aprecian claramente tres regiones muy distintas: una primera zona de llanura costera, donde predominan los lagos y las lagunas; una segunda región más montañosa, que ha sido bautizada con el nombre de Montes de Cristal, y una meseta de colinas localizada más hacia el este. Situado en el macizo de Chaillu, al sur del país, el monte Iboundji (980 metros) es el punto más alto de Gabón.

Playa del litoral gabónes.

El río Ogooué (900 kilómetros), navegable en casi la mitad de su trayecto, es el más largo de Gabón. A lo largo de su recorrido se le suman distintos afluentes. El segundo río en importancia es el Woleu-Ntem, localizado al norte del país.

El clima de Gabón es ecuatorial, con altas temperaturas que se mantienen en torno a los 27 ºC y gran humedad en el ambiente. Las lluvias abundan a lo largo de todo el año, aunque se pueden distinguir dos estaciones: de octubre a mayo, época en la que se concentran las grandes precipitaciones, y de junio a septiembre, meses en los que la pluviosidad disminuye.

Flora y fauna

Un 75 % del territorio de Gabón es selva. En ella se pueden contabilizar más de tres mil especies de vegetación diferentes, entre las que destaca el ocume u okume, un árbol de gran importancia para la industria maderera del país. En la zona oeste y sur del país crece una extensa sabana. La fauna está formada por monos, gorilas, antílopes, elefantes y una gran variedad de aves tropicales.

Población

Demografía

Gabón cuenta con algo más de 1.700.000 habitantes, que crecen a un ritmo anual del 1,93 %. La gran mayoría de la población se concentra en las ciudades, de las que sólo Libreville, la capital, sobrepasa los cien mil residentes. En los últimos años las zonas rurales han ido despoblándose, hasta ser habitadas únicamente por una o dos familias, que se asientan a lo largo de los ríos y las carreteras.

Fotografía vía satélite de Libreville, tomada por la ISS (Estación Espacial Internacional) en 2007.

Gabón cuenta con una población relativamente joven, ya que el 42 % de los habitantes tiene menos de catorce años. La esperanza de vida se sitúa alrededor de los 52 años.

En Gabón conviven hasta cuarenta grupos étnicos. El más numeroso es el fang, asentado en la zona norte del río Ogooué y en los países vecinos de Camerún y Guinea Ecuatorial; le siguen el sira, el nzebi, el mbete y el obamba, ubicados en el ala sur del Ogooué y que en conjunto conforman cerca de la mitad de la población. Existe también un amplio número de europeos, así como de africanos de las naciones limítrofes.

Lengua

La lengua oficial de Gabón es el francés, ya que el país fue colonia gala durante más de medio siglo. A pesar de los esfuerzos de la metrópoli francesa por extender su idioma entre la población autóctona, actualmente sólo un tercio de los gaboneses se expresa en francés y apenas un cuarto puede leerlo sin problema. El resto utiliza alguna de las lenguas de las numerosas etnias que pueblan el país.

Religión

El cristianismo, practicado por católicos o seguido por diversas ramas protestantes, es la religión mayoritaria de los habitantes de Gabón. En el país existe también una minoría de musulmanes, casi todos inmigrantes de otros países africanos.

Economía y comunicación

Datos económicos

El cultivo y exportación de productos como la copra, el café, el aceite de oliva y el azúcar ocupan a más de dos tercios de los gaboneses. En los últimos años el sector agrícola está en declive debido al éxodo de la gente joven del campo a la ciudad en busca de nuevas oportunidades.

La economía de Gabón se sustenta básicamente en la explotación de sus recursos minerales, tales como el uranio, el manganeso y el petróleo. Este último constituye las tres quintas parte del producto nacional. También es muy importante para la economía del país la producción de madera. La explotación de los bosques se vio favorecida en las décadas pasadas por la construcción en 1970 del ferrocarril Transgabón, que permitía el transporte de grandes cantidades de madera.

Gabón mantiene fuertes vínculos económicos con el mercado europeo, en especial con Francia, así como con los Estados Unidos y Japón. Además goza de buena relación con distintos países del África central.

Las vías de comunicación gabonesas son bastante buenas. El país dispone de 56 aeropuertos, un transporte fluvial muy desarrollado y una red ferroviaria de más de 800 kilómetros, construidos gracias a la ayuda extranjera y con el objetivo inicial de transportar mercancías. Las carreteras, sin embargo, presentan una situación más deficitaria.

Comunicación

El Gobierno tiene el control de los principales medios de comunicación del país: prensa escrita, emisoras de radio y estaciones de televisión. El único periódico diario, L’Union, está en manos del partido en el poder. El resto de rotativos, en su mayoría bajo la supervisión de grupos opositores, son semanales o bimensuales. Lo mismo ocurre con las televisiones y las radios, que están divididas entre las gubernamentales y las privadas.

Administración y política

División territorial, forma de gobierno y partidos políticos

Desde un punto de vista administrativo, la República de Gabón está constituida por nueve provincias, subdivididas a su vez en prefecturas y subprefecturas. Cada una de ellas tiene un representante político, designado por el presidente de la república.

La Constitución de 1961 proclama que Gabón es una república dirigida por un presidente elegido por sufragio universal para un periodo de siete años.

El poder legislativo reside en la Asamblea Nacional, compuesta por 120 parlamentarios, y en el Senado, de 91 miembros. El Tribunal Supremo, conformado por miembros elegidos por la Asamblea Nacional, es el máximo organismo del poder judicial. Otras instituciones destacadas son los Tribunales Criminal, de Apelación y de Cuentas.

Desde la reforma constitucional de mayo de 1990, Gabón goza de un sistema multipartidista, donde destacan principalmente dos fuerzas políticas: la Reagrupación Social Demócrata Gabonesa, en el poder, y el Partido del Progreso Gabonés, principal formación opositora.

Servicios del Estado

La educación es obligatoria para los niños de entre 6 y 16 años. Los estudios superiores pueden realizarse en la Universidad de Omar Bongo, que cuenta con carreras en varios campos, o en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Masuku. Muchos estudiantes optan por continuar su formación en el extranjero, sobre todo en Francia.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno durante las décadas de 1970 y 1980, las condiciones sanitarias en Gabón son inadecuadas y deficientes, sobre todo en las zonas más alejadas de la capital. Aun así, comparado con el resto de países del África tropical y ecuatorial, Gabón dispone de un mayor número de recursos médicos que sus vecinos. El principal temor de las autoridades es la propagación de epidemias de malaria, sífilis, tuberculosis y otras enfermedades infecciosas.

Historia

En la época prehistórica, los pigmeos fueron los primeros pobladores conocidos de Gabón. Muchos siglos después, en un periodo indeterminado, los myené llegaron a la zona. Los europeos tuvieron constancia de la existencia de Gabón a partir de 1472, cuando el navegante Diego Cão descubrió el territorio. Desde ese momento, empezaron a llegar a la zona comerciantes procedentes de distintos puntos de Europa, en especial de Francia, Holanda e Inglaterra. Todos perseguían enriquecerse con el tráfico de esclavos y de marfil. La actividad comercial llevó a los fang a instalarse en el territorio a finales del siglo XVIII.

En 1886 se proclamó la colonia del Congo Francés, que en 1910 pasaría a formar parte del África Ecuatorial Francesa. Ambos procesos se produjeron sin apenas resistencia por parte del pueblo de Gabón. La independencia llegó el 17 de agosto de 1960, y Léon M’Ba pasó a presidir la nueva república. A su muerte, en 1967, la presidencia fue ocupada por Omar Bongo.

Omar Bongo y Georges Bush durante una visita a Estados Unidos, en 2004, del entonces presidente gabonés.

Desde su cargo, Bongo fomentó la creación de una institución multinacional africana de carácter económico, nacida en 1983 con el nombre de Comunidad Económica de Estados del África Central. También favoreció la democratización de Gabón, que vivió sus primeras elecciones multipartidistas en 1993. El propio Bongo resultó vencedor de los comicios, éxito que repetiría en los de 1998. A partir de 2002, varios miembros de la oposición obtuvieron carteras gubernamentales. En los comicios de 2005, los gaboneses respaldaron por amplia mayoría a Bongo, quien consiguió una nueva reelección.

El presidente Bongo murió a mediados de 2009. Se convocaron elecciones presidenciales para el mes de agosto, en las cuales resultó vencedor el hijo del mandatario fallecido, Alí Ben Bongo. El nuevo presidente mantuvo las líneas políticas de su predecesor, que lograron situar a Gabón como uno de los países más prósperos económicamente y de mayor estabilidad política del continente africano.

Con motivo de la conmemoración del cincuentenario de la independencia de Gabón, en 2010 su presidente señaló un cambio en la orientación de sus relaciones comerciales, no tan centradas en la antigua metrópoli francesa como en nuevos socios como la India y otros países emergentes. El control político del país se reafirmó en manos del presidente Bongo cuando sus partidarios lograron el 95 % de los escaños en las elecciones de diciembre de 2011.

Los descensos en los precios de las materias primas y, en particular, el petróleo y el manganeso, importantes productos de exportación para el país, perjudicaron a la economía gabonesa, cuyo producto interior bruto (PIB) experimentó una importante caída en 2015. En sentido positivo, el Gobierno presidido por Alí Ben Bongo se esforzó por mejorar la transparencia de su gestión e incrementó las inversiones en infraestructuras y en recursos humanos.

Sociedad y cultura

Desde el punto de vista cultural, la huella que dejó Francia en el país gabonés ha sido y es muy destacable. Gran parte de los autores contemporáneos utilizan el francés en sus creaciones y todos los artistas están muy atentos a las novedades de la ex metrópoli. El Museo de las Artes y Tradiciones de Libreville es el centro cultural y de exposiciones más importante del país.