Islas Marshall

Dos líneas de islas en medio del océano Pacífico, en formación casi paralela, constituyen las Islas Marshall (República de las Islas Marshall). Bautizadas por un inglés y bajo administración estadounidense desde mediados del siglo XX, la cultura anglosajona ha invadido la vida cotidiana de los marshaleses.

Bandera de la República de las Islas Marshall.

Medio físico

En la parte más oriental de la región de Micronesia, 5 islas y 29 atolones, esparcidos en 12.000 kilómetros cuadrados de océano, componen las Islas Marshall. Están distribuidas en dos cadenas coralinas paralelas, separadas unos 200 kilómetros, cuyos nombres son tan idílicos como sus paisajes: Ratak, «Amanecer», al este, y Ralik, «Puesta de sol», al oeste.

Playa de una de las islas de Ratak.

Tanto las islas como los atolones (conjuntos de pequeños islotes que rodean una laguna comunicada con el mar) se asientan sobre los cráteres de volcanes sumergidos, recubiertos por formaciones coralinas. Su perfil es plano, el punto más alto esta prácticamente al nivel del mar.

Su clima es tropical, disfrutando de una temperatura media de 28 ºC. En la época de lluvias, entre mayo y noviembre, pueden suceder tifones. La zona norte es notablemente más seca que el sur.

Flora y fauna

La composición coralina de las islas condiciona unos suelos arenosos y poco fértiles, en los que apenas crecen cocos, palmeras y árboles del pan. Las islas de Ratak son ligeramente más arbóreas que las de Ralik. La fauna terrestre consiste en una especie autóctona de cerdos y pequeños roedores, mientras que es muy abundante la marina.

Población

Demografía

Los habitantes de las Islas Marshall, alrededor de 72.000, son de origen micronesio. La gran mayoría vive concentrada en las islas de Majuro y Kwajalein, donde cuatro núcleos urbanos aglutinan al 50 % de la población.

A pesar de una elevada tasa de natalidad, el alto índice de inmigración da como resultado un bajo crecimiento poblacional.

Lengua

Los idiomas oficiales de las Islas Marshall son el inglés y el marshalés, siendo más utilizado el segundo. Dos dialectos locales y el japonés se escuchan además en pequeños grupos.

Religión

Debido a la acción evangelizadora americana, la religión mayoritaria es el protestantismo, seguido de otras corrientes cristianas.

Economía y comunicación

Datos económicos

La actividad económica de las Islas Marshall es bastante escasa. Su principal fuente de subsistencia es la agricultura, la pesca y la cría de ganado. La pequeña industria se ocupa en la elaboración de productos alimentarios. Dependen en gran medida de las importaciones, fundamentalmente en el sector alimentación, maquinaria y combustible.

La principal fuente de ingresos proviene de la cesión a Estados Unidos de parte de sus territorios para la realización de pruebas nucleares. A cambio, el Gobierno estadounidense subvenciona la sencilla economía de las islas.

Las rutas principales entre las islas se realizan en barco o avión. Majuro cuenta con puerto comercial y aeropuerto, vía de la que también dispone Kwajalein y otros puntos de las islas.

Comunicación

Un periódico semanal de carácter privado y uno mensual gubernamental cubren la actualidad informativa de las islas. Se completan con varias estaciones de radio y la posibilidad de recibir cadenas norteamericanas por cable.

Administración y política

División territorial

La República de las Islas Marshall se divide administrativamente en 33 municipios, siendo algunos de los más importantes su capital, Majuro, así como Jaluit, Kwajalein y Bikini. Cada uno de ellos dispone de alcalde, elegido por votación popular.

Forma de gobierno y partidos políticos

Las Islas Marshall son una república independiente, libremente asociada a Estados Unidos. Tal y como establece la Constitución de 1979, el presidente de la república lo es a la vez del Estado y del Gobierno. Elegido por el Parlamento o Nitijela, el presidente designa a su equipo de Gobierno. Los representantes del pueblo son elegidos cada cuatro años por sufragio universal.

No existen partidos políticos al uso, sino más bien grupos de interés que apoyan una u otra candidatura.

Servicios del Estado

La capital del país dispone de un hospital, y el resto de municipios o islas cuenta con clínicas equipadas para responder a las necesidades sanitarias.

Todas las islas habitadas disponen de escuelas de enseñanza primaria, sean públicas o pertenecientes a congregaciones religiosas. Para cursar secundaria, los estudiantes deben desplazarse a Majuro o a Jaluit.

Historia

Alrededor del siglo I de la era cristiana existía en estas tierras una población de origen micronesio, expertos navegantes, influenciados por la cultura polinesia Lapita.

El primer encuentro de este archipiélago con un europeo lo protagonizó el español Álvaro Saavedra en 1529, al que seguirían otros, como el capitán británico John Marshall en 1788, a quien deben su nombre las islas. Pero no fue hasta el siglo XIX cuando dos exploradores independientes, ambos rusos, emprendieron el reto de explorarlas y cartografiarlas.

Entre 1820 y 1850, misioneros y comerciantes se acercaron al archipiélago. Estuvieron bajo protectorado español hasta que en 1885 pasaron a depender de Alemania.

En 1914, durante la Primera Guerra Mundial, fueron invadidas por los japoneses, soberanía que les fue reconocida a los nipones por la Sociedad de Naciones poco después. Esta situación finalizó durante la Segunda Guerra Mundial, al ser ocupadas por los Estados Unidos, conflicto durante el que Kwajalein fue testigo de la famosa batalla que lleva su nombre.

Tras la derrota de Japón, las islas del Pacífico bajo su dominio, las Marshall entre ellas, pasaron a formar parte del Protectorado de las Naciones Unidas sobre las Islas del Pacífico, firmado en 1947, que las colocó bajo fideicomiso estadounidense.

Durante la siguiente década, las islas Bikini y Enewetak fueron utilizadas como escenario de pruebas nucleares, hecho que provocó la movilización de la población durante otros veinte años.

Durante la década de 1950, las islas Bikini fueron utilizadas por los Estados Unidos como escenario de pruebas nucleares. En la imagen, el «hongo» formado por una de ellas.

En 1979, tras sucesivas consultas populares, se aprobó una Constitución y las Islas Marshall se constituyeron como república con autogobierno. Durante la década de 1980, se firmó un tratado de libre asociación con Estados Unidos, por el que la seguridad y la defensa quedan en manos norteamericanas, a cambio de la continuación de las pruebas nucleares. Incluye también el reconocimiento final de la independencia de las Islas Marshall, firmado el 21 de octubre de 1986, y que las convierte en uno de los estados más jóvenes de Oceanía.

Entre 2000 y 2008, Kessai Note ocupó la presidencia del país. Los comicios presidenciales celebrados a finales de 2007 arrojaron unos resultados confusos que propiciaron reclamaciones de los candidatos ante los tribunales. El Parlamento eligió para el cargo a Litokwa Tomeing, quien sería relevado en 2009 por Jurelang Zedkaia. En diciembre de 2008, las Islas Marshall resultaron seriamente afectadas por el tsunami que asoló buena parte del Asia sudoriental y de las costas de Oceanía.

Tras la celebración de elecciones generales, en enero de 2012 Christopher Loeak fue investido como nuevo presidente. En la votación parlamentaria, derrotó a su predecesor en el cargo, Zedkaia, por una amplia mayoría. En las elecciones generales de noviembre de 2015 se vivió en las Islas Marshall un cambio generacional que apartó del poder a Loeak y sus seguidores. En enero de 2016, la senadora independiente Hilda Heine se convirtió en la primera mujer en acceder a la jefatura del Estado de un país de la región. Su elección tuvo lugar después de que su predecesor, Casten Nemra, fuera depuesto por una moción de censura tras haber ocupado el cargo durante poco más de una semana.

Sociedad y cultura

La vida social y cultural marshalesa ha absorbido una buena parte de la cultura anglosajona presente durante tantos años en su territorio. Sin embargo, en las artes perviven aún restos de su civilización tradicional. La danza es una de las expresiones artísticas tradicionales que ha resistido a la influencia occidental, así como la construcción de canoas y la artesanía.