Bissau

    Capital de Guinea-Bissau, uno de los países más pequeños del continente africano. Se encuentra localizada en el oeste, en la desembocadura del río Gêba, y es el principal enclave del país.

    Cuenta con una población de unos 350.000 habitantes, según datos de la Organización de Naciones Unidas. Las etnias predominantes son las de los mandingo, fulani y basante. La religión mayoritaria es el islam.

    Su economía se fundamenta en las exportaciones de madera, copra, aceite de palma, cacahuetes y productos de artesanía en madera.

    El puerto de Bissau es decisivo en la economía del país, ya que es la puerta de salida para las exportaciones. La ciudad también cuenta con un aeropuerto internacional. Además, en Bissau desemboca el río Gêba, la principal arteria de transporte de Guinea-Bissau.

    Culturalmente, es el enclave más importante del país, cuenta con una universidad y algunos centros de investigación.

    Los portugueses llegaron a Bissau en el año 1687 y construyeron un fuerte militar para apoyar el comercio de esclavos. En esta época, era conocida con el nombre de Bissao. En 1941 sustituyó a la ciudad de Bolama como capital.

    En 1974 se consiguió la independencia de Portugal, y en un principio no mantuvo su condición de capitalidad, perdiéndola en favor de Madina do Boe, aunque la recuperó enseguida.

    Posee aún calles y lugares que recuerdan su época colonial. Entre los edificios más destacados que se pueden encontrar están el Fuerte Sao José (construido en el año 1693), el Museo Nacional de Arte y la gran catedral católica.