Aguadilla

    Situada en el cuadrante noroeste de Puerto Rico, centro del municipio homónimo, Aguadilla es conocida con los sobrenombres de “La Villa del Ojo de Agua", “El Pueblo de los Tiburones" y "El Nuevo Jardín del Atlántico”.

    El puerto de Aguadilla, localizado a unos 55 kilómetros de Arecibo y 25 de Mayagüez, domina la extensa bahía del mismo nombre, delimitada por las colinas de Punta Higüero, al sur, y Punta Borriquén, al norte. Se sitúa a orillas del canal de la Mona, unión del océano Atlántico y el mar Caribe, y cuenta con unos 17.500 habitantes.

    Sede de la Universidad Regional de Aguadilla, centro regional de la Universidad de Puerto Rico fundado en 1972, es el centro comercial y de procesado de los productos agrícolas cultivados en la fértil región en la que se inserta. En ella se cultiva, fundamentalmente, caña de azúcar, café y tabaco, destinados a la exportación. Entre las manufacturas de la localidad de Aguadilla destacan la producción de cigarros y la bisutería en coco y semillas. Son conocidas sus hamacas, así como los sombreros de paja trenzada, realizados siguiendo un método tradicional conocido como mundillo.

    Un sector importante en la economía de Aguadilla es el turismo. Son famosas las playas del municipio, algunas muy adecuadas para la práctica del surf, entre las que destacan La Ponderosa, La Poza y Parque Espinar. También atraen visitantes los parajes naturales que se sitúan en sus cercanías, como la isla de Desecho. Situada a unos veinte kilómetros al norte de Aguadilla, alberga las formaciones de cuevas y túneles submarinos conocidas como arrecifes Amarillos.

    Fundada en 1775 por Luis de Córdova, el núcleo original de Aguadilla fue el poblado indígena de Guadilla (jardín). Según algunos historiadores, fue el punto donde Cristóbal Colón arribó a Puerto Rico. En agradecimiento por el apoyo prestado a España durante su guerra en África, Isabel II concedió a Aguadilla el título de “Leal Villa” en 1860.