Sahara occidental

    Guerrillero del frente Polisario del Sahara

    Región norteafricana situada en el extremo occidental del desierto del Sahara. Comprende los antiguos territorios de la colonia española del Sahara, actualmente ocupados por Marruecos. La riqueza en fosfatos de esta región, por otra parte inhóspita y despoblada, ha originado importantes conflictos internacionales por su control y posesión.

    El Sahara occidental ocupa una superficie de unos 260.000 kilómetros cuadrados, entre el océano Atlántico al oeste y Argelia y Mauritania al este. Al norte limita con Marruecos y al sur con Mauritania. A pesar de la monotonía del paisaje, llano y árido, se pueden distinguir dos zonas en cuanto al relieve. La región de Saguiet al-hamra, situada al norte, es una antigua cuenca fluvial, actualmente seca, que excavó profundamente una meseta calcárea. La zona situada al sur, el Wadi ed dahab o Río de oro, es un territorio configurado por llanuras cubiertas por dunas de arena y con abundantes pozos subterráneos. La línea costera es muy regular y sólo presenta como accidentes reseñables las penínsulas de Dajla y Güera.

    El clima es caluroso y muy seco, especialmente en el interior, donde en verano se pueden alcanzar los 60 ºC. En la costa, el mar y los vientos oceánicos moderan la temperatura y la enorme oscilación térmica del interior. Las escasas lluvias se producen sobre todo en otoño, creciendo en torno a los wadis (cauces normalmente secos) vegetación suficiente para alimentar al ganado.

    La población originaria del Sahara es mayoritariamente árabe y beréber. Son pastores nómadas que se trasladan de pozo en pozo con sus ganados (cabras y camellos), por lo que el número total de habitantes es difícil de cuantificar. Los principales núcleos de población, repoblados en las últimas décadas con colonos y militares marroquíes, son El Aaiún (la capital), la ciudad santa de Smara y Dajla, antigua Villa Cisneros.

    A pocos kilómetros de El Aaiún se descubrieron en las décadas finales del siglo XX los más importantes yacimientos de fosfatos del mundo. Otros recursos minerales del rico subsuelo saharaui son los minerales de hierro y titanio, así como yacimientos de sales de potasio, descubiertos en el sur, cerca de Agracha. La agricultura sólo es posible en algunos oasis como el de la ciudad santa de Smara, donde se cultivan cebada y dátiles. La ganadería nómada tradicional (ovejas, cabras y camellos) ha sido la principal actividad económica de los habitantes de la región. La pesca en el rico caladero saharaui es explotada por varios países, aunque existe una incipiente flota pesquera oriunda de la zona.

    Poblado desde antiguo por nómadas de origen beréber sin organización política, a partir del siglo XV los españoles crearon pequeñas factorías costeras. Esta presencia sentó las bases para la reclamación del territorio por parte de España a partir de 1884. En 1958, el Sahara occidental se convirtió en provincia española. La salida de las tropas españolas (1975) fue aprovechada por Marruecos, que reclamaba la posesión del territorio junto a Argelia y Mauritania. Sin embargo, el desarrollo de un movimiento independentista saharaui, el Frente Polisario, supuso un largo conflicto que motivó el abandono de las tropas mauritanas del sur de la región. La presión internacional desde la década de 1990 obligó a Marruecos a convocar un referéndum que, sin embargo, a principios del siglo XXI todavía no se ha celebrado, debido a la dificultad de efectuar un censo real y objetivo de los que tendrían derecho a voto. Entre tanto, miles de saharauis viven en precarias condiciones en campamentos de refugiados en Argelia.