Aruba

    La isla caribeña de Aruba, segregada en 1986 de las Antillas neerlandesas, es una de las posesiones de los Países Bajos en suelo americano.

    Aruba es una de las islas del conjunto insular antillano de Sotavento. Se encuentra al oeste de Curaçao, a unos 27 kilómetros de la península venezolana de Paraguaná. Su superficie es de 193 kilómetros cuadrados. La isla es de naturaleza caliza, con numerosos arrecifes coralinos, y muy llana: su mayor altura no sobrepasa los 200 metros. El clima de Aruba es tropical seco, con temperaturas cálidas a lo largo de todo el año y escasas precipitaciones.

    Aruba tiene una población de más de cien mil personas, mayoritariamente mestiza. Buena parte de sus habitantes son descendientes de indios arawak, holandeses y españoles. La huella africana es escasa, dado el pequeño número de esclavos negros llevados a la isla en el pasado. Su lengua oficial es el neerlandés, aunque también se hablan papiamento(lengua creole basada sobre todo en el español, el portugués y el neerlandés), español e inglés. La religión más profesada es la católica, aunque existe una minoría protestante significativa.

    Aruba es un territorio autónomo dependiente de los Países Bajos, cuyo monarca está representado en la isla por un gobernador general. Posee un parlamento compuesto por 21 diputados, además de un ejecutivo autónomo que cuenta con un primer ministro. La capital de Aruba es Oranjestad, el núcleo urbano mayor de la isla.

    El turismo, las actividades financieras, el refinado de petróleo y la ayuda al desarrollo procedente de los Países Bajos representan las principales fuentes de ingresos de Aruba. La isla disfruta de uno de los niveles de vida más altos en la región del Caribe.

    Habitada originariamente por indios arawak, Aruba fue descubierta por los españoles en 1499. Los holandeses la ocuparon en 1636, pasando a manos de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales. Integrada en las Antillas holandesas desde 1845, la isla atrajo a numerosos inmigrantes tras la construcción de una refinería de petróleo en la década de 1920. Aruba se separó en 1986 de las Antillas para convertirse en un dominio autónomo de los Países Bajos. En 1994, el gobierno de Aruba acordó posponer de manera indefinida la transición hacia una eventual independencia de los Países Bajos.