Caimán (Islas)

    Las islas caribeñas de Gran Caimán, Pequeño Caimán y Caimán Brac integran la dependencia británica de las islas Caimán, ubicada entre el sur de Cuba y el noroeste de Jamaica. Las islas, llanas y coralinas, tienen una superficie de 262 kilómetros cuadrados. El clima es tropical, con una precipitación media anual de 1.500 milímetros. La acción de los vientos alisios hace que las temperaturas no sean demasiado sofocantes.

    Su población es de unas 50.000 personas, de las que más del 40% son mulatos y el resto blancos y negros. La lengua oficial es el inglés, y la religión mayoritaria, la cristiana protestante.

    Las islas Caimán son un territorio de ultramar del Reino Unido, cuyo monarca está representado por un gobernador. Existe una Asamblea legislativa con algunas competencias, de la que emana un Consejo de gobierno. La capital del territorio es George Town, en Gran Caimán.

    Las islas Caimán son un importante paraíso fiscal, lo que representa el grueso de sus ingresos junto al turismo. Otras actividades de menor peso económico son la pesca y el cultivo de frutos tropicales. Cada isla cuenta con su propio aeropuerto. El puerto más importante es el de George Town.

    Las islas fueron avistadas en 1503 por Cristóbal Colón. En 1670, merced al Tratado de Madrid, fueron cedidas a Inglaterra. Constituyeron una dependencia administrativa de la colonia británica de Jamaica hasta 1959, cuando adquirieron una cierta autonomía. Tres años después, cuando Jamaica proclamó su independencia, volvieron al dominio directo del Reino Unido.