Islas Vírgenes británicas

    Las islas Vírgenes británicas se corresponden con la parte oriental de ese archipiélago del Caribe, ubicado al este de Puerto Rico. La zona occidental pertenece a los Estados Unidos.

    Las Vírgenes británicas son un conjunto de más de cuarenta islas, de las que sólo once están pobladas. Las más grandes son Tórtola, Virgen Gorda, Anegada y Jost Van Dyke. Se extienden sobre un territorio de 153 kilómetros cuadrados. Su clima es tropical, moderado por los vientos oceánicos.

    La población de las islas, unas 22.000 personas, es mayoritariamente negra, descendiente de antiguos esclavos africanos. La lengua oficial es el inglés y la religión mayoritaria la protestante.

    La economía de este territorio británico de ultramar se basa en el turismo y los servicios financieros. Su capital es Road Town, en la isla de Tórtola.

    El este de las islas Vírgenes se encuentra bajo soberanía británica desde finales del siglo XVII, tras la expulsión de los españoles y holandeses asentados en ellas. En la década de 1960, el territorio pasó a depender directamente de Londres, una vez emancipado administrativamente de San Cristóbal y Nevis.