Malvinas (Islas)

    Las islas Malvinas son objeto de una disputa por su soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido desde que, en 1833, fueran ocupadas ilegalmente por tropas británicas que, con esta acción, infringieron la integridad territorial argentina.

    El archipiélago de las Malvinas se halla en el Atlántico sur, a menos de 500 kilómetros del litoral argentino de la Patagonia. Las islas más importantes son Gran Malvina (o Malvina Occidental) y Soledad (o Malvina Oriental), a las que se suman más de 700 formaciones insulares de menor tamaño. La extensión total del territorio es de 12.173 kilómetros cuadrados. Las islas Malvinas son rocosas y de relieve algo montañoso, con una altura máxima de 705 metros en el cerro Alberdi. Existen asimismo algunas llanuras pantanosas. Numerosas colonias de aves y mamíferos marinos pueblan su litoral. El clima es oceánico frío, muy ventoso y lluvioso.

    La población de las islas es de unos 2.500 habitantes, mayoritariamente descendientes de británicos. También hay personas de origen escandinavo y sudamericano (sobre todo, chileno). Tras la ocupación ilegal británica de 1833, las autoridades argentinas fueron expulsadas del archipiélago y se impidió el asentamiento de personas procedentes de la Argentina continental. Por idéntico motivo, la lengua hablada es el inglés. La religión mayoritaria es la cristiana (hay iglesias católicas, anglicanas y luteranas, entre otros cultos).

    Las islas Malvinas son consideradas por las Naciones Unidas un caso colonial especial, un territorio no autónomo cuya soberanía es disputada por la República Argentina y el Reino Unido. Las Naciones Unidas recomiendan resolver esta disputa mediante negociaciones entre las partes.

    La principal población de las Malvinas es su capital, Puerto Argentino, en la isla de Soledad. Otra localidad de cierta importancia es Puerto Mitre, en Gran Malvina.

    La economía del archipiélago se basa en la pesca y en la ganadería ovina, esta última favorecida por la gran riqueza de pastos del territorio. Las exportaciones de lana representan una notable fuente de ingresos. El turismo es una actividad incipiente, aunque en claro ascenso. En la localidad de Monte Agradable, al oeste de Puerto Argentino, se encuentra el aeropuerto internacional de las Malvinas. En las afueras de la capital del archipiélago existe otra pista pavimentada que se emplea para vuelos internos. Los puertos más importantes son los de Puerto Argentino y Puerto Mitre.

    El navegante inglés John Davis descubrió las Malvinas a finales del siglo XVI. Las islas tomaron su nombre, derivado del francés malouines (gentilicio de la localidad portuaria francesa de Saint-Malo), a comienzos de la siguiente centuria. Los franceses se establecieron en Soledad en 1764, un año antes de que los británicos hicieran lo propio en Gran Malvina. España compró Soledad a los franceses en 1767, logrando expulsar tres años más tarde a los británicos de la vecina Gran Malvina. Una vez obtenida su independencia de España, la Argentina afirmó en 1820 su soberanía sobre el archipiélago. Éste fue invadido por la armada del Reino Unido en 1833.

    Las aguas próximas a las islas fueron escenario de una batalla naval entre británicos y alemanes durante la Primera Guerra Mundial, saldada con la victoria de los primeros. En 1964, las Naciones Unidas debatieron en su seno por vez primera la reclamación argentina sobre el territorio. En 1982, el ejército argentino tomó el archipiélago durante seis semanas, tras lo cual fue ocupado nuevamente por la Armada británica en una acción bélica de gran envergadura. Siete años más tarde, la República Argentina y el Reino Unido reanudaron sus relaciones diplomáticas.

    Con el respaldo de los países de Latinoamérica y el Caribe y de numerosas naciones de distintas partes del mundo, el Gobierno argentino persigue la recuperación de las islas de forma pacífica y de acuerdo con los principios del derecho internacional.