Alta Verapaz

    Departamento guatemalteco, Alta Verapaz limita al este con el departamento guatemalteco de Izabal, al sur con los de Zacapa, El Progreso y Baja Verapaz, al oeste con el de Quiché, y al norte con el de Petén. Tiene una extensión de 8.686 kilómetros cuadrados.

    El norte del departamento integra la planicie de la península del Yucatán, una zona de naturaleza calcárea donde abundan enormes cavernas como las de Candelaria y Bombil Pec. El sur es accidentado, dada la presencia de la sierra de Chamá. En esta formación montañosa, con alturas que superan la cota de los 1.400 metros, se abren profundos barrancos y cañones. Los ríos del norte de Alta Verapaz son tributarios del Usumacinta. Por su parte, el sur del territorio está regado por el Polochic y algunos de sus afluentes.

    El clima de Alta Verapaz es tropical húmedo, muy lluvioso, con temperaturas templadas por la altura. La formación vegetal predominante es el bosque húmedo templado, con una rica flora en la que sobresalen las orquídeas y bromeliáceas. En cuanto a la fauna, destacan las aves (particularmente, los quetzales).

    Alta Verapaz tiene en torno a 780.000 habitantes, la mayoría de ellos descendientes de kekchis y mayas. Su capital es la ciudad de Cobán. Otros núcleos urbanos importantes del departamento, que se encuentra dividido en quince municipios, son San Pedro Carchá, San Cristóbal Verapaz y El Achiotal. La economía de Alta Verapaz se basa en la agricultura (arroz, maíz, café, cacao, caña de azúcar, etc.), las explotaciones forestales, la minería (cinc y plomo) y la producción artesanal (sacos de yute, tejidos, calzado, etc.). El departamento cuenta además con yacimientos de petróleo que permanecen sin explotar.

    Este suelo, conquistado por los españoles en el siglo XVI, había sido parte del imperio maya en tiempos precolombinos. Tras una feroz resistencia inicial, sus pobladores amerindios decidieron convertirse de manera pacífica (de ahí el nombre de Verapaz dado por los españoles a la región) a la fe católica traída por los europeos. En 1874, la partición del territorio de Verapaz dio nacimiento a los nuevos departamentos guatemaltecos de Alta Verapaz y Baja Verapaz.