Aguada

    Municipio portorriqueño, Aguada limita al norte con el océano Atlántico y el municipio de Aguadilla, al este también con Aguadilla y con Moca, al sur con Añasco, y al oeste con Rincón. Cuenta con una superficie de 78 kilómetros cuadrados.

    El río Culebrinas atraviesa el territorio de este municipio costero, también regado por otros cursos fluviales como el Cañas, el Grande, el Guayabo y el Madre Vieja. El clima de Aguada es tropical, con temperaturas relativamente altas a lo largo de todo el año. La playa Pico de Piedra es uno de sus espacios naturales más valiosos.

    Aguada tiene una población de 44.000 personas. El municipio se encuentra dividido en 19 barrios. En la economía de Aguada sigue siendo importante la producción agrícola (cultivos de café, caña de azúcar, legumbres, hortalizas, etc.) y ganadera. No obstante, la mayor parte de su población está empleada en la actualidad en actividades comerciales e industriales.

    Este territorio fue el primero de Puerto Rico en ser pisado por Cristóbal Colón, como atestigua una cruz conmemorativa erigida en 1893. El municipio toma su nombre de los buques españoles que hacían la “aguada” (abastecimiento de agua y alimentos) en su litoral. La ciudad de Aguada fue fundada entre 1508 y 1510 con la originaria denominación de Villa de Sotomayor, convirtiéndose en la segunda población colonial de la isla. En 1692 se constituyó la parroquia de San Francisco de la Aguada, sobre el actual barrio del Espinar. Un mandato real de 1737 dispuso la obligatoriedad de que el correo de la isla con rumbo a América saliese del puerto de Los Pozos de Aguada. El municipio sufrió en 1918 un violento seísmo que destruyó numerosos edificios, entre ellos la iglesia local. La iglesia de San Francisco de Asís, la ermita del Espinar, la plaza del Descubrimiento, el Museo de Aguada y el balneario Pico de Piedra (en la ya mencionada playa homónima) se cuentan entre los monumentos más valiosos del patrimonio histórico-artístico del municipio.