Aibonito

    Municipio portorriqueño, Aibonito limita al oeste con el municipio de Coamo, al norte con los de Barranquitas y Comerio, al este con Cidra y Cayey, y al sur con Salinas. Tiene una extensión de 81 kilómetros cuadrados.

    El municipio tiene una orografía accidentada, al hallarse en plena cordillera Central. Sobre su suelo se elevan montes como el Asomante, La Sierra y Torre Degetau, todos ellos en torno a los 700 metros de altura. Está regado por los ríos Aibonito, Cuyón, La Plata y Usabon.

    El clima del municipio es tropical, algo modificado por la altura. Ello hace que las temperaturas sean más frescas que en buena parte del resto de la isla. Entre sus espacios naturales más valiosos figuran La Trinchera de Asomante y la Piedra de Degetau.

    Aibonito tiene más de 26.000 habitantes. El municipio está dividido en nueve barrios. Su economía es sobre todo agrícola y ganadera. Los principales cultivos son los de flores (cada año se celebra en su suelo el conocido Festival de las Flores), tabaco y café. Por lo que respecta a la ganadería, destacan las explotaciones avícolas: el municipio es uno de los mayores productores de pollo de la isla. También hay una significativa cabaña bovina. A todo ello pueden sumarse el turismo y algunas actividades industriales: producción de muebles, textiles, cerámica, etc.

    Aibonito (del taíno jatibonuco, “río de la noche”) fue fundado en 1824 por Manuel Vélez. Su territorio perteneció inicialmente a la villa de Coamo. Un año después de su fundación se erigió el primer templo católico, sobre el que se levanta el actual desde 1897.