Alabama

ingimage

Alabama es uno de los estados menos desarrollados del sur de los Estados Unidos. A lo largo de su historia, fue el escenario de diversas disputas, desde la lucha entre las potencias europeas por el control del nuevo mundo, hasta los enfrentamientos raciales de la primera mitad del siglo XX. Pese a todo, los ciudadanos del estado de Alabama continúan progresando en la difícil tarea de invertir esta herencia desoladora.

Datos geográficos, población y economía

Alabama está situado al sudeste de los Estados Unidos. El estado limita con los estados de Florida, Georgia, Mississippi, y Tennessee. Montgomery es la capital del estado, cuyo único puerto marítimo está situado en la bahía de Mobile. Entre las regiones naturales que conforman el estado, cabe mencionar el Gran Valle, que se extiende por una buena parte del territorio, y el Cinturón Negro, una extensa franja de terreno arcilloso situada al sudoeste.

La población de Alabama se sitúa en torno a los 4.500.000 habitantes (según censo de 2005). Alabama tiene una tasa de mortalidad infantil del 1,05 por ciento, la segunda más alta de los Estados Unidos.

La raza blanca constituye el 73 por ciento de la población. Un 26 por ciento es de raza negra, y en torno al 1 por ciento es de origen hispano.

Una buena parte de la población del estado está empleada en la agricultura. Junto a ésta, existe una importante actividad ganadera, centrada en la cría de ganado vacuno y aves de corral. Sin embargo, este sector no tiene el nivel de desarrollo adecuado para resultar competitivo. Por esta razón, la economía de Alabama se sustenta en los servicios, la industria, y el comercio. Birmingham es el principal centro comercial y financiero del estado. La presencia de importantes yacimientos petrolíferos, de hierro, carbón, y gas natural en torno a esta ciudad, ha sido el origen de su importante desarrollo industrial. Las principales industrias del estado son la textil, la siderurgia y la industria del caucho, constituyendo asimismo una importante fuente de ingresos la industria maderera. Además, y a pesar de la corta extensión de su litoral, Alabama cuenta con una importante actividad pesquera.

Historia

Antes de la llegada de los europeos, numerosas tribus indias ocupaban el territorio de Alabama. Algunas de ellas se enfrentaron a los primeros colonizadores: así, en 1540, una expedición al mando de Hernando de Soto protagonizó la batalla de Tuscaloosa, en la que fueron masacrados unos 2.500 indios. Tras fracasar en su intento de encontrar oro, la expedición de Hernando de Soto abandonó el territorio.

En 1701, expedicionarios franceses crearon el fuerte Louis de la Mobile. A partir de este primer asentamiento, numerosas poblaciones fueron creciendo en torno a Mobile, constituyendo la colonia francesa de Luisiana.

Tras la Guerra de los Siete Años, en 1763, el territorio de Alabama pasó a manos de Gran Bretaña. Años más tarde, España se hizo con el control de la ciudad de Mobile hasta 1783, año en que fue cedido a los Estados Unidos.

En 1813, Alabama fue el escenario de una revuelta de los indios creek. La batalla de Horseshoe Bend, liderada por Andrew Jackson, puso fin a la sublevación, despejando el camino de Jackson hacia la Casa Blanca.

En 1819, Alabama se convirtió en el vigésimo segundo estado de los Estados Unidos. La capital del nuevo estado fue fijada en Tuscaloosa.

El 8 de febrero de 1861, Alabama, uno de los principales estados agrícolas del sur de los Estados Unidos, pasó a formar parte de los estados Confederados de América. En los años siguientes, fue el escenario de importantes batallas durante la Guerra Civil estadounidense, quedando destruidas por el ejército confederado varias ciudades importantes. En los años posteriores a la guerra, Alabama vivió un largo periodo de declive.

Durante la Primera Guerra Mundial, la economía del estado pudo recuperarse gracias a sus importantes recursos minerales. El impacto económico de la Gran Depresión, ralentizó este crecimiento. Tras la Segunda Guerra Mundial, la industria del estado experimento un nuevo impulso.

Las décadas siguientes fueron una época de importantes movimientos sociales. En 1963, Martin Luther King protagonizó un movimiento de protesta contra la segregación racial. Su encarcelamiento, precipitó el final de la segregación en los Estados Unidos, tras la aprobación en 1965 de la ley de Derechos Civiles.

En 2005, el huracán Katrina causó una verdadera catástrofe humanitaria en el estado de Alabama, con innumerables daños materiales y humanos.

Cultura y ocio

Alabama cuenta con un importante patrimonio cultural y folclórico unido a la población de origen afroamericano. Una de sus contribuciones más importantes a la cultura estadounidense está relacionada con la música. El jazz, el gospel, y otros ritmos muy populares, tienen su origen en el estado de Alabama.

El estado cuenta también con algunos museos importantes, como los museos de Bellas Artes de Montgomery y Mobile, o el museo de arte de Birmingham. Alabama es la cuna de algunos importantes escritores, tales como Johnson J. Hooper, Harper Lee o Mary Ward Brown.