Aisén del General Carlos Ibáñez del Campo

    Región administrativa de Chile, conocida también como Región XI. Está compuesta por las provincias de Aisén, Coihaique, General Carrera y Capitán Prat. Limita al norte con la región de Los Lagos; al este, con Argentina; al sur, con las regiones de Magallanes y Antártica Chilena; y al oeste, con el océano Pacífico.

    La región posee una superficie de 108.494 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en la tercera mayor de Chile. Su territorio se divide en una zona insular y otra continental. La primera la forman los archipiélagos de los Chonos, en el norte, y el de Guayeneco, en el sur. Los desplazamientos del nivel del mar durante la última glaciación dotaron a la costa de la región de una serie de fiordos similares a los que se encuentran en el norte de Europa o en Alaska. En el sur y el este se alzan los Andes Patagónicos, con alturas entre los 1.000 y los 4.000 metros. Destaca la cima de San Clemente, con 4.058 metros de altitud. Las líneas montañosas se hallan divididas por valles glaciares.

    Los ríos son cortos y caudalosos. Nacen en el dominio andino y desembocan en fiordos. En la región están algunos de los mayores lagos de Chile, como el General Carrera, el O'Higgins y el Cochrane.

    El clima es oceánico, fresco y muy húmedo. Las precipitaciones son abundantes a lo largo de todo el año, con valores por encima de los 3.000 milímetros cúbicos en la cordillera andina.

    La población asciende a 91.492 habitantes (según el censo de 2002), con una densidad demográfica de menos de 1 habitante/kilómetro cuadrado. Se trata de una de las regiones menos pobladas del país. La mitad de los habitantes reside en la capital: Coihaique. Otras localidades importantes son: Chile Chico, Cochrane, Puerto Ibáñez, Puerto Chacabuco y Puerto Aisén.

    El aislamiento geográfico ha dificultado el crecimiento económico de la región. La agricultura está poco desarrollada. En el norte se cría ganado lanar y vacuno. La pesca y la industria relacionada con esta actividad, como plantas congeladoras y conserveras, son las bases de la economía regional. El sector turístico posee una importancia creciente.