Kalahari

    Muchachas bosquimanas del Kalahari

    Región árida de África del sur que ocupa un extenso territorio superior a los 260.000 kilómetros cuadrados de superficie. La región del Kalahari, desconocida e inhóspita durante mucho tiempo, se extiende por la mayor parte de Botswana, el este de Namibia y el norte de la provincia sudafricana de El Cabo.

    Limitado al norte y al sur por los ríos Zambeze y Orange respectivamente, y por la meseta de Transvaal al este, el desierto del Kalahari es una cuenca sedimentaria que ocupa una depresión de la meseta central africana. El relieve es llano excepto en algunas zonas del sudeste, sudoeste y noroeste, donde se encuentran colinas que alcanzan los novecientos metros sobre el nivel del mar. En el extremo nordeste se encuentra la depresión de Makgadikgadi, recorrida por extensas salinas.

    El Kalahari no es un desierto propiamente dicho, sino una región esteparia con un clima muy árido sobre todo en el oeste, debido a la influencia de la corriente fría y seca de Benguela. Las lluvias son locales y dispersas y la oscilación térmica es extrema. El río Boteti es el único curso fluvial permanente, debido a que se nutre del desbordamiento estacional del río Okavango. A pesar de ello, la región presenta una cubierta vegetal formada fundamentalmente por arbustos xerófilos y sabana herbácea, así como algunas palmeras y baobabs. La vida animal se compone de algunas especies de reptiles y pequeños mamíferos que han desarrollado la capacidad de habitar en un medio árido.

    Tradicionalmente el Kalahari fue el hogar de los khoi-san, también conocidos como bosquimanos y hotentotes, pueblos de cazadores-recolectores perfectamente adaptados al desierto. En la actualidad quedan pocos bosquimanos en los territorios de caza del Kalahari central, y muchos han sido trasladados a reservas donde languidecen apartados de sus modos de vida tradicionales.