Chimborazo

    Recibe el nombre de Chimborazo la cumbre más alta del Ecuador. Es éste un volcán inactivo ubicado en la cordillera Occidental de los Andes, en la provincia ecuatoriana de Chimborazo. Debido a sus 6.310 metros de altitud, durante varios años se le consideró el pico más alto de América, hasta la medición del Aconcagua, que lo supera por poco más de 600 metros. Durante su formación conoció una gran actividad, tal y como lo demuestran los restos de lava depositados sobre sus laderas. A partir de los 4.700 metros las paredes del Chimborazo están cubiertas por nieves perpetuas y diversos glaciares. La mayor parte de las precipitaciones caen en forma de nieve, aunque la porosidad del suelo permite su absorción y la formación de corrientes subterráneas que alimentan los afluentes del río Amazonas y otras corrientes que desembocan en el océano Pacífico. Las partes bajas y medias de las laderas están cubiertas por densos bosques de coníferas hasta una altitud promedio de 3.900 metros; a partir de este punto y hasta los 4.300 metros la vegetación está constituida por matorrales y otras plantas carentes de flores. En las partes más altas, la vegetación es prácticamente inexistente.

    La ciudad de Urbina es el núcleo de población situado a mayor altitud, a unos 3.600 metros sobre el nivel del mar, y se encuentra comunicada con las tierras bajas gracias a una vía ferroviaria. Las exploraciones de carácter científico se iniciaron en la primera mitad del siglo XVIII y estuvieron encabezadas por el explorador francés Charles-Marie de la Condamine. Fue el científico y explorador alemán Alejandro de Humboldtel primer hombre en ascender al volcán por encima de los 5.000 metros, si bien es cierto que fue el escalador británico Edward Whymper el primero en conquistar su cima en el año de 1880.