Fernando de Noronha (Archipiélago de)

    Vista aérea de Fernando de Noronha, isla principal del archipiélago homónimo.

    El archipiélago de Fernando de Noronha, auténtico paraíso para los amantes del buceo, marca los confines orientales de Brasil.

    Fernando de Noronha se ubica en las aguas del océano Atlántico, a unos 350 kilómetros del cabo brasileño de San Roque (estado de Río Grande do Norte). Consta de 21 islas o islotes de naturaleza volcánica que se asientan sobre una cordillera submarina. La mayor de las islas, cuya denominación coincide con la del archipiélago, tiene una extensión de siete kilómetros cuadrados. Numerosas playas vírgenes salpican su litoral, muy escotado.

    El clima de Fernando de Noronha es tropical, con una estación lluviosa entre enero y agosto y otra seca el resto del año. La vegetación original de las islas prácticamente ha desaparecido, quedando reducida en la actualidad a vides y algunas otras especies arbustivas. La fauna marina es muy rica, pudiendo destacarse la presencia de tortugas, delfines y un gran número de peces. Entre las aves que sobrevuelan su litoral se encuentran los albatros. Existen asimismo varias especies de pájaros endémicas.

    La isla de Fernando de Noronha es la única poblada del archipiélago (posee algo más de dos mil habitantes), que conforma un distrito perteneciente administrativamente al estado brasileño de Pernambuco. El turismo es la principal actividad económica del territorio.

    El descubrimiento del archipiélago es atribuido a principios del siglo XVI al navegante portugués Fernando de Noronha, quien dio su nombre a las islas. En 1534, éstas fueron tomadas por los ingleses. En 1556, los franceses desplazaron a los ingleses. El dominio galo se extendió hasta 1612. Posteriormente fueron los holandeses quienes se hicieron con el control del archipiélago. En 1737, un año después de haber sido ocupadas de nuevo por los franceses, las islas quedaron definitivamente bajo el dominio portugués. En 1770 se constituyó el primer asentamiento permanente de población en la isla principal. Medio siglo más tarde, Fernando de Noronha pasó a formar parte del Brasil independiente. En 1988, el archipiélago fue integrado en el estado de Pernambuco, dejando de tener la condición de territorio federal para convertirse en un distrito.