Galápagos (Islas)

    Aspecto de las islas Galápagos, archipiélago ecuatoriano en aguas del Pacífico

    El archipiélago ecuatoriano de las Galápagos, conocido oficialmente con el nombre de archipiélago de Colón, alberga una extraordinaria riqueza biológica que le ha hecho merecedor de su inclusión en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

    Las islas Galápagos son un conjunto formado por trece islas volcánicas principales, seis más pequeñas y más de un centenar de islotes, situado aproximadamente a unos mil kilómetros de la costa ecuatoriana continental. El archipiélago, con una superficie terrestre de 8.010 kilómetros cuadrados, se extiende en torno a la línea ecuatorial sobre un área de casi sesenta mil kilómetros cuadrados del océano Pacífico.

    Las islas, formadas por la acumulación de lava, cuentan con muchos volcanes activos. El paisaje es escabroso y mayoritariamente árido, salpicado de cráteres y acantilados. La mayor de las formaciones insulares, Isabela, representa con sus 4.640 kilómetros cuadrados más de la mitad de la superficie total del archipiélago. En ella se alza el monte Azul (1.689 metros), la mayor altura de las Galápagos. La segunda isla en extensión es Santa Cruz (986 kilómetros cuadrados), la tercera Fernandina (642 kilómetros cuadrados), la cuarta Santiago (585 kilómetros cuadrados), y la quinta San Cristóbal (558 kilómetros cuadrados). Estas cinco islas, desde Fernandina (la más occidental) hasta San Cristóbal (la más oriental), se ubican en la zona central del archipiélago. Floreana y Española son las islas más meridionales. Pinta, Marchena y Genovesa son, por su parte, las más septentrionales de las trece principales.

    El clima de las Galápagos es tropical seco, aunque modificado por la altura en las islas con mayor altitud. Las zonas más altas cuentan con un índice de humedad superior. Las temperaturas son algo más bajas que las que corresponderían a su latitud ecuatorial, debido al efecto refrescante de las corrientes oceánicas. Las islas están pobladas por miles de especies vegetales y animales, la inmensa mayoría de las cuales son endémicas. Las tierras bajas, las de mayor aridez, son el hábitat de especies xerófilas como los cactus. Un segundo piso de vegetación exhibe bosques de pisonia y guave. Por encima se encuentra la zona más húmeda, espacio en que se asienta el bosque endémico de scalesia y que cuenta con un denso sotobosque. Las zonas más altas, carentes de árboles, están cubiertas de helechos y plantas herbáceas. La vida animal es extraordinariamente rica. En las Galápagos habitan tortugas gigantes centenarias, iguanas terrestres y marinas, pingüinos, leones marinos, pinzones, cormoranes no voladores y otros animales únicos en el mundo.

    El archipiélago de las Galápagos o de Colón conforma administrativamente una provincia de Ecuador. Su población es de unas 17.000 personas, mayoritariamente de nacionalidad ecuatoriana, que se concentran entre las islas de San Cristóbal, Santa María, Isabela y Santa Cruz. La capitalidad de la provincia se localiza en Puerto Baquerizo Moreno (San Cristóbal), aunque el asentamiento humano más poblado es el de Puerto Ayora (Santa Cruz). Algunas islas permanecen en estado prácticamente virgen. Las actividades económicas más importantes en la provincia son el turismo (la cifra de visitantes anuales supera los sesenta mil), la pesca y la agricultura. El turismo se concentra en torno a Puerto Ayora.

    Las islas fueron descubiertas accidentalmente en 1535 por fray Tomás de Berlanga, obispo de Panamá. Su barco había perdido el rumbo cuando se dirigía a las costas peruanas. Maravillado por la observación de las tortugas gigantes o galápagos, Berlanga dio a las islas el nombre de Las Encantadas. Entre los siglos XVI y XVII, el archipiélago fue muy frecuentado por piratas, balleneros y cazadores de focas.

    En 1832, el recién independizado Ecuador tomó posesión de este territorio insular, iniciando la colonización de la isla de Santa María. El archipiélago se haría célebre en todo el mundo gracias a la visita realizada en 1835 por el naturalista inglés Charles Darwin. Sus observaciones en las Galápagos fueron las que dieron pie a su teoría de la selección natural, recogida en el libro El origen de las especies (1859).

    El gobierno ecuatoriano convirtió en 1935 a parte del archipiélago en santuario de vida salvaje. En 1959 se fundó el Parque Nacional de las Galápagos. Las islas fueron sumadas en 1978 a la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Ocho años después se creó la Reserva de Recursos Marinos de las Galápagos, destinada a la protección de las aguas circundantes. En la isla de Santa Cruz se ubica la Estación de Investigación Charles Darwin, dedicada a la promoción del estudio y conservación de la vida vegetal y animal en la provincia.