Boko Haram

    El grupo Boko Haram es una organización extremista de inspiración islámica radical que predica la yihad (“guerra santa contra los infieles”) y la instauración de la ley islámica en los territorios bajo su influencia. Fue fundado en 2002 en el nordeste de Nigeria con el nombre de Wilayat Gharb Ifriqiyyah y desde entonces ha extendido sus actividades a otros países africanos, principalmente Níger, Chad y Camerún.

    Boko Haram, cuya traducción aproximada sería “prohibición de la educación occidental”, toma su inspiración ideológica del fundamentalismo wahabí, un movimiento religioso extremo surgido en el marco del islam sunita que se distingue por su carácter ultraconservador y que es preconizado, entre otros, por las autoridades de Arabia Saudí. Después de varios años de difusión de sus actividades, en 2009 Boko Haram experimentó una rápida radicalización y pasó a convertirse en un grupo salafista defensor del yihadismo y de las tácticas terroristas para extender e imponer sus ideas. En su acusado extremismo ha calificado de infieles no solo a los miembros de religiones no islámicas sino a las corrientes del islam no adeptas a sus postulados. El grupo ha declarado mantener vínculos con otras organizaciones afines, entre ellas Al Qaeda y el autodenominado Estado Islámico. El principal dirigente de Boko Haram, Abubakar Shekau, actuó como lugarteniente del fundador del grupo, Mohamed Yusuf, hasta que éste resultó muerto en 2009 en una acción del ejército regular nigeriano.

    Yusuf había fundado esta secta islámica en 2002 en Maiduguri, capital del estado de Borno, en el nordeste de Nigeria, con la intención de crear un centro de ultraortodoxia religiosa que sirviera de germen para la extensión en la zona del cumplimiento de la ley islámica (sharia). En sus primeros años se atrajo a un buen número de seguidores, principalmente jóvenes desempleados y de extracción humilde, a los que impartió enseñanzas religiosas radicales e instrucción militar. Las autoridades nigerianas comenzaron a ver con recelo la expansión del grupo y, en 2009, lanzaron una operación para debilitar a la organización y detener a sus principales dirigentes. Varios centenares de sus miembros perdieron la vida a consecuencia de esta intervención, entre ellos su máximo dirigente Yusuf, fallecido presuntamente cuando intentaba escapar mientras permanecía bajo custodia militar.

    Esta operación fue contestada con una rápida radicalización de Boko Haram, encabezado ya por Shekau, quien inició una campaña de expansión territorial basada en incursiones rápidas, reclutamiento acelerado de nuevos yihadistas y sangrientas campañas de terror. La situación derivó en un conflicto armado abierto entre los seguidores de Shekau y el Gobierno nigeriano que provocó un elevado número de víctimas. Además de ataques contra las tropas nigerianas, los miembros de Boko Haram realizaron numerosos atentados suicidas y practicaron secuestros masivos de personas. Especialmente relevante fue la captura en abril de 2014 en Chibok de 276 chicas de la escuela secundaria de esta localidad, buena parte de las cuales permanecieron desde entonces en poder de sus raptores. A lo largo de este mismo año, los yihadistas nigerianos extendieron su control sobre una parte importante del territorio del estado de Borno, aunque no lograron capturar la capital de Maiduguri, su lugar fundacional.

    Según estimaciones de las Naciones Unidas, las incursiones armadas y los atentados de Boko Haram han sido responsables hasta 2015 de la muerte de unas veinte mil personas. Estos cálculos sostienen que unos 2,3 millones de personas decidieron huir de la zona del conflicto. Muchas de ellas abandonaron Nigeria y se refugiaron en los países vecinos, lo cual extendió las actividades de Boko Haram a sus territorios de acogida, principalmente Níger, Chad y Camerún. Las actividades de esta organización llevaron a situar a Nigeria como el tercer país más afectado por acciones terroristas en 2015, según los indicadores del Índice de Terrorismo Global, tan solo por detrás de Iraq y Afganistán y por delante de Siria.